Clique aqui: milhares de poetas e críticos da lusofonia!

Endereço postal, expediente e equipe

 

 

Um esboço de Leonardo da Vinci - link para page do editor

banda  hispânica

leticia herrera álvarez

 

Abajo es arriba: Rielar, de Leticia Herrera Álvarez

Héctor Carreto

Al principio, la madriguera era como un túnel que se extendía hacia delante, pero de pronto torció hacia abajo, tan inopinadamente que Alicia no tuvo tiempo ni para pensar en detenerse y se encontró cayendo vertiginosamente por lo que parecía un pozo muy profundo”. Éste es uno de los párrafos iniciales de Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carrol, sin duda, uno de los libros que influyeron en el movimiento surrealista de Breton por su libertad en el discurso y por su imaginación desbordante.

Esto viene a cuenta por el más reciente título de Leticia Herrera Álvarez, Rielar, crónica de un relato de novela cuenteada escrita en forma poética a manera de pinturas literarias muy cercanas al abstracto, editado por Praxis en una preciosa edición. Siento comunicarle al lector que, aunque alcance a descifrar el título y el largo y barroco subtitulo, no tendrá todos los elementos necesarios para entrar en este libro inclasificable. Escrito aproximadamente, según palabras de la autora, de 1981 a 1993, es un libro de estructura abierta, que se puede leer de principio a fin, como una novela, o eligiendo los textos al azar.

Si Lewis Carrol hubiera escrito Rielar, de seguro hubiera comenzado por el capítulo 51, “El Tren”, ya que, al igual que en Alicia…, el personaje cae al otro lado por un túnel, y las acciones se suceden en cámara lenta, por lo que ahí mismo podría empezar al aventura de Rielar, la del viaje hacia delante, hacia atrás y a los costados, pero sobre todo en sentido vertical, hacia arriba y hacia abajo; hacia lo alto volando suavemente, a veces flotando, como en los lienzos de Chagall, o maniobrando las alas, como en aquella travesía con la bandada de patos, en otra referencia a las artes visuales, que más bien es una especie de homenaje o interpretación poética de los cuados de Escher:

“Junto a ellos giraba otra cinta donde los patos aparecían más pequeños, tal vez a mayor distancia de la tierra, pero, de igual manera, despatarrados y estáticos.”

O el ascenso que se da, simplemente, paso a paso, hasta alcanzar la cumbre donde la mirada puede abarcar, de golpe, a los seis planetas restantes,

El descenso, por su parte,  no significa caída moralmente hablando; por eso a Dios lo podríamos hallar abajo, como le sucede al jefe cautivo de la tribu atea, quien encuentra a Dios en las profundidades de un lago. Entonces abajo puede ser arriba, y viceversa, como nos lo sugiere, en el capítulo 7, “Al despegar”.

“¿Cómo será la tierra del cielo si el cielo de la tierra es tan hermoso?”

En prácticamente  todos los textos sentimos el peso del sueño, con el malestar de su atmósfera, con la sintaxis propia del discurso onírico y, claro, son recurrentes las estancias abandonadas, los peldaños donde no cabe el pie completo, las reuniones de personas que siempre se dan en torno a un rito, trátese de un bautizo, de una fiesta de vecinos, de una danza o de algún otro rito de iniciación. Tampoco podría faltar el agua en sus más diversas manifestaciones.

Sin embargo, a pesar de esas imágenes que funcionan oníricamente como símbolos, Leticia Herrera despoja a sus personajes de datos o pistas psicológicas que puedan interpretarse clínicamente, En este sentido, el yo y los demás seres son insondables, son pura y únicamente literatura, pues Rielar nos da una literatura sin explicaciones. En este tour no hay guías de turistas, ni planos de la ciudad, ni taxistas que conozcan cada rincón, ni conocedores que nos expliquen lo que ocurre en estos espacios. Al lector que tenga interés por entrar en estas páginas, yo le recomendaría olvidarse de toda lógica, dejarse caer por el largo tobogán y estar abierto a vivir lo que vaya encontrándose en el camino.

Leticia Herrera Álvarez cincela una prosa impecable, diáfana en su sintaxis, pero que exige una lectura morosa, atenta, “vertical”. Finalmente, a pesar de que puede leerse en conjunto como novela, y en muchos ejemplos aislados, como cuentos, Rielar es uno de los mejores libros de poesía en prosa que he leído en mucho tiempo.

 

 

projeto editorial do jornal de poesia

editor geral e jornalista responsável

soares feitosa

coordenação editorial da banda hispânica

floriano martins

.

Retorno ao portal da Banda Hispânica
retorno ao portal

Agulha - Revista de Cultura
revista agulha

 

 

Secrel, o provedor do Jornal de Poesia

 

 

 

Só a DIDÁTICA em prol do Homem legitima o conhecimento

A outra face do editor Soares Feitosa, o tributarista