Clique aqui: milhares de poetas e críticos da lusofonia!

Endereço postal, expediente e equipe

 

 

Um esboço de Leonardo da Vinci - link para page do editor

banda  hispânica

raúl henao

 

Camino de los caminos

Humberto Senegal

Toda la obra del poeta colombiano Raúl Henao, puede inscribirse bajo la frase de Lacordaire : “Prefiero obedecer a mi conciencia antes que a la ciencia”. “El partido del Diablo”, su sexto libro, no es para uso de enceguecidos demonólogos, ni para solaz de altaneros ocultistas. Es un texto exclusivo para poetas, para aquellos profetas de lo intemporal que se han situado, con sus búsquedas y experiencias más allá de Dios y del Diablo a través del samadhi, el verbo o la pesadilla. No es el fruto de un trabajo de capilla religiosa o litararia, porque las religiones jamás han sido escuelas de sabiduría, y los grupos literarios no siempre se empeñan en asumir la poesía como manifestación estética de lo absoluto. Poesía y prosa zanjan antagonismos genéricos y se conjugan, armónicas, en un libro con el cual nuestro más abisal poeta surrealista se arriesga a depurar las puertas de la percepción. A los lectores triviales de poesía se le dificultará encontrar, en el desarrollo de los temas, lo esencial de lo sustendado por el autor: el poema como vía para trascender lo irreal; y la experiencia literaria de los poetas que han aceptado el reto, tratando de acceder a otros niveles de conciencia por vías abruptas a partir de la poesía.

Con un sentido poético, que representa lo irrepresentable, la obra de Raúl, el más digno representante del surrealismo colombiano en poesía, desde su “Combate del Carnaval y la Cuaresma”(1973)), hasta el libro que comentamos, recoge en un mismo cáliz la ignorancia literaria de la crítica nacional y los privilegiados momentos de comunión con lo total que el poeta ha vivido. Hielo y lava, ingredientes de la poética de Henao, no corren a la vista de cualquier lector. “El partido del Diablo”, es declaración de estrategias estéticas y espirituales que horrorizarían por igual al académico racionalista que al bonachón creyente ahito con su fe y con los versículos de su Biblia. Es una obra conformada por 36 poetas y 13 ensayos breves, laboratorio de alquimista dentro del cual este mago del surrealismo colombiano propone, sin ambigüedades esotéricas afrontar determinadas expresiones literarias como visión incompleta de la otra realidad valiéndose, para ello, del absurdo de Jarry o la iluminación de Blake; de lo dionisíaco en Yeats o la vida contradictoria de Sade; de la libertad del amor en César Moro o del drama espiritual de René Daumal. Quienes se escandalicen con esta obra, deben considerar significativo que el libro se inicia con una glosa en torno a Blake, y finaliza con otra sobre Sri Aurobindo, dos cimas de la más diáfana espiritualidad occidental y oriental, sirviendo de paréntesis a los desesperados buscadores que desfilan por sus páginas.

El libro no es una apología del Diablo, personaje de fondo que cede su puesto a los poetas. Está lejos del luciferismo literario de un Bloy o un Huysmans. Tampoco puede emparentarse con el luciferismo magnético de Eliphas Levi, con el luciferismo mitológico de Blavatsky o las perversas enseñanzas de Szandor Lavey. Su estilo y su atención están próximos a la prosa elegante, , rebelde y erudita de Papini en “El Diablo” .Para las letras nacionales, este libro representa una mirada nueva que se detiene sobre aspectos literarios tratados siempre desde perspectivas conservadoras y sectarias. Raúl Henao es un serio estudioso de las religiones orientales. Su obra, en conjunto, es la fusión de estudios y experiencias poco frecuentes en los poetas colombianos. “El partido del Diablo” se esfuerza en despertar al individuo mediante la comprobación, en el terreno poético, de verdades que las técnicas del éxtasis no conceden con facilidad a cualquier hombre. 

Humberto Senegal: (seudónimo de Humberto Jaramillo) Poeta, narrador y ensayista de Calarcá, Colombia. Entre sus libros publicados figuran: Desventurados los Mansos (cuentos) Ventanas al Nirvana (poesía), y Pundarika (poesía Zen). Por largo tiempo dirigió la revista Kanora.

 

projeto editorial do jornal de poesia

editor geral e jornalista responsável

soares feitosa

coordenação editorial da banda hispânica

floriano martins

.

Retorno ao portal da Banda Hispânica
retorno ao portal

Agulha - Revista de Cultura
revista agulha

 

 

Secrel, o provedor do Jornal de Poesia

 

 

 

Só a DIDÁTICA em prol do Homem legitima o conhecimento

A outra face do editor Soares Feitosa, o tributarista