Clique aqui: milhares de poetas e críticos da lusofonia!

Endereço postal, expediente e equipe

 

 

Um esboço de Leonardo da Vinci - link para page do editor

banda  hispânica

ramiro rodríguez

 

Ramiro Rodríguez nació en Laredo, Texas, el 10 de septiembre, 1966. Radicó en Matamoros, Tamaulipas. Es licenciado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad ICEST y maestro en Letras Hispánicas por UTB/TSC en EEUU. Actualmente imparte cátedras de Lengua y Literatura Hispánicas en UTB y de Lengua Española en Texas State Technical College–Harlingen. Declamador y poeta, explora el cuento, el ensayo y el teatro. Parte de su obra apareció en el periódico El Bravo de Matamoros y en la revista Borders Review de UTB/TSC. Participó en los talleres Letras del Estío de Cd. Victoria, Tamaulipas. Fue conferencista en el Congreso Internacional de Literatura Mexicana Contemporánea 2000 de la Universidad de Texas en El Paso. Colabora con poesía y cuento en la Revista Fronteras del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Cd. de México; con ensayo, cuento y poesía en la Revista de la Universidad de Cd. Victoria y forma parte del consejo editorial de la revista literaria Novosantanderino de UTB/TSC. Aparece en la edición anual de Matamoros Poético que presenta el Círculo Literario Dr. Manuel F. Rodríguez Brayda al que pertenece desde 1991 y del cual fue presidente durante el período 1997-1998. Es autor de los libros de poemas Signos de nuestro tiempo (1992), Claustros vedados al penitente (2000), además de compilar la antología Veinte Años de Poesía en Matamoros 1977-1997 (1998). Su más reciente publicación es Alfalogías (Poesía completa 1992-1996) (2001).

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

Cada poeta aporta universos disímiles a la humanidad. Ahí su función social. La belleza poética puede ser encontrada en la rígida preceptiva del barroco, en la libertad del romanticismo, en la diversidad de la vanguardia e, inclusive, en la "desfachatez" como algunos se empeñan en adjetivar a la escatología literaria contemporánea. Diversidad y ruptura. Singularidad y creación. Acepto estos cuatro elementos como ofertas esenciales de cualquier poeta.

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en México que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

Mis países son México y Estados Unidos: Aquél por ser la tierra de mis padres y éste por ser mi cuna. En Estados Unidos, como en cualquier país, existe una necesidad de cambiar al mundo. Y cuando el poeta busca influir en otros de una manera positiva, se habla de una actitud loable. La aceptación de la diversidad cultural y artística es lo que engrandece y nos hace mejores seres humanos.

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Los seres humanos nos empeñamos en la creación de barreras engendradas por estigmas antiguos. La lengua es tal vez una herramienta que nos impide la comunión (común unión). Estados Unidos no es un país hipanoamericano, pero habemos personas intrínsecamente motivadas y dedicadas a lograr el florecimiento de esta lengua tan rica y expresiva como es el español.

poemas

 

Calles

I

Hoy.

Esta noche

emprendo ruta por

senderos de sombra infinita,

calles de ciudad que nunca duerme

porque sueños de insomnio le pertenecen.

Líneas yertas aun bajo el poder del estío,

naves oscuras,

lapidadas,

con vestigios fugaces

de culpables inocentes que pasan

y que no regresan

nunca al mismo lugar.

Calles donde la crónica deja de serlo,

ríos con agua muda de liquidez, sorda de voz,

arterias holladas por pezuñas

de contornos prehistóricos,

sordas trayectorias,

saetas antiguas y olvidadas

porque carecen de sentido,

de dirección posible,

de nombre,

de sol.

Yo

no sé…

¿Quién sabe?

¿Cómo puedo saber?

¿Por qué pierden orientación?

¿Hacia dónde conducen su letargo?

¿Cuándo se pierde la noción del tiempo?

¿Dónde desembocan estos ríos tumultuosos?

Aquí, donde el olvido se recuerda,

donde la sed no existe.

Aquí, sólo aquí.

¿Dónde más?

 

II

Esta noche

caminan las putas

por banquetas inconcebibles.

Son aves nocturnas que odian la noche

pero que deben besarla en acto trágico y eterno

para lograr salir sin daño del infierno,

beberse aire y sombra que otorgan aliento.

Es farsa odiosa donde el público duerme siempre

en profundo sueño que no termina de colmarse nunca.

¡Ah, sombras furtivas que usan calles para vender

palabras y cansancios,

máscaras, Edén perdido!

¡Ah, rosas con pétalos

inertes tras flagelo cruel

del viento más ligero!

¡Pobres náufragos que ya tropiezan

con sus garras de silencio!

¡Pobres que olvidan

que todo tienen

sin tenerlo!

 

 

Miedo

I

Me muero
menos,
me muero más...
¿Muero musitando
misterios?
Memorias miden
mis meditaciones,
mártires mecen
mis miedos.
Manifiestas
mis miserias,
mientras más
me mueven mis miedos;
me manipulan
mil misericordias
mientras más
me menosprecio.

 

II

Ilusas
inconsciencias,
importunantes ironías.
Internas ilusiones
iluminan
ilimitaciones
interpersonales.
Imagino invalidar
introspecciones,
irreflexiones,
incongruencias...
Invádenme
interrumpidos
infiernos:
ira insolente
irrumpe incontrolable.

 

III

Encuéntrame
en espacios escondidos,
explora esencias
entre el espesor extraño
en evidencia.
Enajenado equilibrio,
enemigo en espera.
En espejos
eludo el encuentro.
En esta esfera
eximo el espíritu
encadenado...
Espero, espero.

 

IV

De desolación disiento.
Displicencia,
deidad disoluble:
date dentro de dogmas
donde desciendan dádivas.
Delirio
deslumbrante
de distancias:
distancia dolores
de descontrol,
de desconfianza;
desaparece dudas,
destruye desesperanza.
Dame doscientas dosis
de displicencia,
doquiera dame
decisión de destreza,
declina duelos
de dicha deseada.

 

V

Obedezco
órdenes,
omito oraciones.
Otro olvido
oculto,
omnisciente;
oquedad olvidada.
Oleaje ofendido
otrora orgulloso.
¡Oh, orgullo!
¡Oh, odio omnipresente!

 

 

Esta noche hay moros...

Esta noche hay moros en la costa.
Yo no sé si se refiera a los árabes
en mares de España
pero es una asechanza de siluetas
que pretenden mi tropiezo.
No es agua ni es tierra sino todo lo contrario.
Es tiempo de renuncia y de espera
porque siempre cumplo mi promesa.
Esta noche hay moros en la costa.
Pero ignoro.
Me prohibo.
Vuelo alto.
Soy de piedra.

 

projeto editorial do jornal de poesia

editor geral e jornalista responsável

soares feitosa

coordenação editorial da banda hispânica

floriano martins

.

Retorno ao portal da Banda Hispânica
retorno ao portal

Agulha - Revista de Cultura
revista agulha

 

 

Secrel, o provedor do Jornal de Poesia

 

 

 

Só a DIDÁTICA em prol do Homem legitima o conhecimento

A outra face do editor Soares Feitosa, o tributarista