Agulha - Revista de Cultura
.


revistas em destaque

palabras escritas (paraguai)
Integración cultural

Alejandro Maciel

Alejandro MacielLa revista-libro semestral Palabras Escritas ha sido una idea conjunta con el gran escritor paraguayo Augusto Roa Bastos con quien trabajé en sus últimos años. Augusto pregonaba continuamente la necesidad de acercar el universo creativo del Brasil al de Hispanoamérica, que era (lo decía tomando la imagen de un escritor brasilero) como un gran desencuentro, como dos gemelos unidos por las espaldas que nunca se habían visto la cara. El diálogo cultural entre Brasil e Hispanoamérica era, lo decía Roa, imprescindible en medio de ese Mercosur que por entonces no pasaba de ser un mercado imaginario.

Por eso nos reunimos en la Embajada Argentina en Paraguay unos cuantos escritores/as y fundamos el NIRE (Núcleo de Integración Regional de Escritores) en el 2004. Estaban autores de Argentina, Uruguay y Paraguay. Trabajábamos reuniéndonos en forma periódica pagándonos los pasajes, estadías y demás gastos de los traslados porque nunca tuvimos apoyo financiero alguno. Ya sabemos que nuestros gobiernos se ocupan de otras cosas o eso al menos nos gusta imaginar.

En 2006 ya aparecimos con el primer número de la publicación cuyas líneas generales estaban delimitadas después de tantas reuniones y cambios de opiniones.

Palabras Escritas # 1 salió con el formato actual de publicación en texto de papel, con 230 páginas y las ilustraciones de Miguel Pencieri.

Apelamos a un excelente compilador (Adolfo Montejo) que había tomado la obra de los poetas brasileros reunidos según criterios de tiempo desde la generación de los 40 del pasado siglo. Eso nos pareció muy interesante y ese libro de Montejo (Correspondencia Celeste) lo fuimos publicando en partes, un poco en cada número sucesivo de Palabras Escritas hasta que en el Nº 4 prácticamente se publicaron todos los poetas que figuraban. De manera que Palabras Escritas tiene toda esa pleyade de poetas brasileros a quienes en esta otra orilla hispanohablante conocíamos muy poco.

¿Hay mejor modo de iniciar un diálogo cultural, tal como deseaba Roa Bastos?

Se fueron delimitando los "espacios" dentro de la revista y hoy por hoy contamos con una primera parte donde se publica obra creativa (poesías, cuentos, artículos, fragmentos de novelas, fragmentos de teatro) de autores brasileros, otra parte para obra creativa de autores hispanoamericanos y una tercera parte donde se publican trabajos de investigación de críticos y académicos de prestigiosos centros universitarios que tienen reseñas o análisis estilísticos de obras o autores latinoamericanos.

Contamos con trabajos de académicos de Poitiers, Univ. de Bs As, Ottawa, Madrid, Lyon, Valencia, Sorbona de París, Toronto, Massachusetts, Florianópolis, Méjico, Rosario...

Este apoyo de los investigadores y estudiosas ha sido decisivo. La jerarquía de la revista le debe mucho a esta colaboración y atención continua que sentimos como un apoyo casi incondicional.

Visitamos (Luis Hernáez, Amanda Pedrozo y Alejandro Maciel que somos los coordinadores) las ferias de libro de Rosario, Chaco, Florianópolis, Santa Fe, Porto Alegre y Buenos Aires presentando la publicación y manteniendo siempre una fluida conversación con la gente acerca de este intercambio. Toda vez que lo hicimos en el ámbito español hicimos una prueba: pedimos al público (piénsese que se trata de gente que va a ferias de libro, es decir siquiera medianamente lectores...) que nos dijese el nombre de 5 autores brasileros/as con el título de una obra de cada cual. Nunca nadie nos pudo completar una respuesta. Eso nos servía para demostrar que esta cruzada no era inútil, que no nos conocemos.

No sé cuáles serían los pasos más útiles para la integración cultural pero no creo que la fuerza de los decretos ministeriales sirva para afianzar un acercamiento entre los pueblos. La gente tiene la saludable costumbre de no leer decretos que sabe que no se cumplirán. Decretos de adorno como la mayoría de los enunciados del Mercosur.

Pero hay pasos que sí, que seguramente harán a un conocimiento mutuo de los dos mundos, el lusitano y el hispano en este inmenso territorio de la Sudamérica. Me parece que empezar por el idioma está muy bien pero yo apuntaría primero a los contenidos, es decir, al conocimiento de obras de autores/as brasileros traducidos, es lo que propiciamos con "Palabras" ya hemos presentado lo más representativo de la poesía del Brasil actual y desde la década del 40 del pasado siglo, en sucesivos números fuimos presentando obras y poetas de Brasil. No sé si otra revista se puede ufanar de haber presentado toda la selección de poetas de Brasil con una muy buena traducción al español como lo hiciéramos desde el Nº 1 de Palabras Escritas. Los gobiernos ya hicieron lo suyo al implantar como 2da lengua de enseñanza el español en Brasil y el portugués en Argentina. Eso ya es importantísimo.

Pero también hay que fomentar la mutua lectura de obras aunque sean traducidas pero ese pensamiento implícito en las obras debe cruzar las fronteras y circular.

En la Feria del Libro de Porto Alegre donde fuimos convidados propusimos además pensar en una política de intercambio en los suplementos culturales de los diarios... hay un rico material de autores brasileños que podrían publicarse en los diarios de Argentina (traducidos, obviamente) y recíprocamente, los diarios de Brasil podrían dedicar un espacio a la obra, notas y material de autores hispanos, un espacio fijo, cada domingo, para difundir esto durante, por ejemplo, un año. Además en vez de entregar esas revistas que vienen con la edición de domingo donde figuran recetas para mantener el pelo brillante, cremas, consejos de salud, un domingo dedicar esa revista a Perú por ejemplo y publicar cuentos de autores peruanos, no sólo Vargas Llosa sino el inmenso caudal de autores peruanos no tan conocidos... otro domingo dedicarlo a Bolivia, otro al Paraguay... o esos libros que vienen con las ediciones del domingo, basta de tanto Coelho que no sirve de mucho a la hora de pensar una situación ¿por que no cambiar un libro de Coelho por uno de Galeano, de Uruguay? en la entrega de Folha de S. Paulo por ejemplo, o el Diario de Curitiba, por ejemplo? Ahí donde Coelho es puro truismo y lugares comunes, Galeano es inteligencia pura que remueve conceptos y ayuda a la gente a pensar no a anestesiar como la seudoliteratura de Coelho.

En fin, hay mucho por hacer en este campo de la integración pero alguien debe empezar. Con el equipo de Palabras venimos predicando esto desde hace 4 años.

     


PALABRAS ESCRITAS
Director
Alejandro Maciel
Edit. Servilibro, Asunción, Paraguay
http://palabras2008.blogspot.com
talomac@gmail.com

 

.

..

AGULHA # 68 ÍNDICE GERAL GALERIA DE REVISTAS BANDA HISPÂNICA