Agulha - Revista de Cultura
.


revistas em destaque

la casa (equador)
Informes sobre la revista La Casa

Paúl Hermann

La revista La Casa fue creada en enero de 2002 como un boletín informativo que no tenía más pretensión que la de mostrar, puertas adentro y puertas afuera, la «sencilla labor diaria» de la Institución.

Se crearon secciones dedicadas a las publicaciones institucionales, la programación de Cinemateca Nacional y las actividades de Núcleos Provinciales, Museos, Campaña de lectura y Áreas de la Mujer y de la Juventud.

Los dos primeros números tuvieron doce páginas; los cinco siguientes dieciséis; y los comprendidos entre el ocho y el treinta y dos, veinte. A partir de agosto de 2004 las páginas empezaron a crecer hasta llegar, en la actualidad, al nada despreciable número de cincuenta y cuatro; la mitad de las cuales están dedicadas a un dossier central dedicado a la piratería de productos culturales, el éxodo de nuestro pueblo, los imaginarios culturales de nuestros jóvenes ecuatorianos y un largo etcétera.

Es necesario señalar con respecto al párrafo anterior, que algunas temáticas han motivado trípticos que ha incluido bellas separatas coleccionables.

En enero de 2003, La Casa cumple su propósito de año nuevo de vestirse de colores y enriquecer sus páginas con entrevistas a escritores y artistas plásticos que no necesariamente hubiesen publicado o realizado exposiciones en la Institución. Así que se crean dos nuevas secciones, ‘La palabra es ahora’ y ‘Pinceles y buriles’. En el primer segmento encontraron cabida alrededor de 20 pintores y escultores, entre ellos, Enrique Estuardo Álvarez, Araceli Gílbert, Pavel Egüez, Oswaldo Moreno Heredia, Estuardo Maldonado, Carlos Monsalve, Aníbal Villacís y Luigi Stornaiolo.

En ‘La palabra es ahora’, por su parte, se ofrecieron perfiles, entrevistas y muestras del trabajo de jóvenes narradores y poetas.

En este mismo año se renuevan los contenidos de La Casa, se retoma el espacio ‘Pinceles y buriles’ y se inaugura la sección ‘Casadentro’, orientada a mostrar la historia y trabajo de las agrupaciones que desarrollan sus actividades al interior del Edificio de los Espejos: Teatro del Cronopio, La espada de madera, Los perros callejeros, por citar solo unos nombres.

La llegada de Marco Antonio Rodríguez a la presidencia de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en Agosto de 2004 permitió a la revista crecer en calidad, incluso porque se negó a emplear la publicación como instrumento de difusión personal, consecuente con las palabras que pronunció la noche de su posesión: «...solo el trabajo que aquí se genere procurará difundirse, jamás el culto a la persona o personas...»

Con Marco Antonio Rodríguez, el boletín informativo se convirtió en una revista que contiene, a más de información institucional, un dossier temático que mes a mes abre sus páginas a prestigiosos colaboradores. Han escrito para la revista más de cincuenta artistas e intelectuales, entre ellos Cecilia Ansaldo, Sara Vanégas, Abdón Ubidia, Freddy Peñafiel, Antonio Ordóñez, Viviana Cordero, Lucrecia Maldonado, Alicia Ortega, Pilar Bustos, Jorge Dávila Vásquez, Fernando Carrión, Luis Carlos Mussó, Juan Carlos Moya, entre muchos, muchos otros..

      Más aún, en enero de 2005 la revista se propuso abrir las ventanas y las puertas de CCE, mostrar lo que ocurre en su interior. Empezó asistiendo a los talleres literarios que la Institución ofrece tanto para niños como para adultos, y hasta el momento ha visitado la radiodifusora, sala de ensayos del conjunto de cámara, centro de conservación y restauración de los museos,  teatros, imprenta, cinemateca nacional, departamento de sistemas, direcciones de recursos humanos, comunicación social, publicaciones...  

Si bien desde el cuarto número La Casa intentó difundir información de Núcleos Provinciales; nunca se pudo responder equitativamente a sus demandas. Por eso en La Casa número 37, de febrero de 2005, se inició una exploración en los núcleos de la CCE, para encontrar sus raíces y contar su trabajo cotidiano. Empezó con el de Cañar, a propósito del Primer Encuentro Nacional de Antropología y Arqueología. De la Sierra pasó a la Costa y de la Costa a la Amazonía, y a mediados del año 2007 terminó su recorrido.

Refirámonos finalmente al diseño. La Casa (cuando era boletín) tuvo dos portadas. La primera mostraba el logotipo de la Institución, la segunda (a partir del número catorce) el edificio de los Espejos visto desde el ingreso a parqueaderos, y ambas, la puerta de acceso a la casona y citas de escritores latinoamericanos. Desde enero del 2003 se imprimió a full color, ya que hasta entonces había sido a dos colores.

En agosto de 2004 el diseñador gráfico e ilustrador, Carlos Zamora (cubano heredero de las propuestas gráficas de René Portocarrero), propuso para La Casa un diseño que antepusiera a los textos horizontales, las columnas; creó una tipografía, determinó un número de columnas para los textos de ficción y otro para los periodísticos; estableció pautas de diagramación, marcó un equilibrio entre textos e imágenes, sustituyó la fotografía de portada por obras plásticas de connotados y nuevos artistas gráficos nacionales e, inclusive, creó Historias del Sauce, cómic cuyos personajes eran un tucán y el sauce podado de Tonybe, el filósofo de la historia tan citado por Benjamín Carrión en su teoría de la nación pequeña.

Otra de las propuestas de Carlos Zamora en septiembre de 2004 fue la de poner las portadas de la revista al servicio de las obras de arte que se exhiben en los museos de la Institución, pero un par de números después buscó en los talleres de los artistas de nuestra patria. Más aún, en enero de 2006 la revista se propuso convertirse en la vitrina que los artistas plásticos del país requerían para exhibir sus trabajos. Hasta el momento ha tenido el honor de contar con el desinteresado apoyo de los maestros: Leonardo Tejada, Oswaldo Moreno Heredia, Guillermo Muriel, Washington Mosquera, Doryssam, Gilberto Almeida, Gustavo Cáceres, Ernesto Proaño, David Santillán, Kléber Congo y Wilson Pacha, Estuardo Maldonado, Miguel Varea...

En la entrega 62 se recurrió a la fotografía para dar testimonio del éxodo de nuestra gente. En la entrega 64 se trabajó una ilustración y en la entrega 64 se volvió a una formula probada y eficaz, las obras de arte.

Cabe señalar que Christian Hervás, el diseñador que remplazó a Carlos Zamora, ha sido a su vez reemplazado por Rafael Castro, con el propósito de enriquecer las propuestas gráficas.

En enero de 2007, bajo el nombre Salón Principal, La Casa inauguró un  segmento para rendir tributo de gratitud y respeto a los ecuatorianos que han consagrado su vida al ejercicio de las ciencias, las artes y la cultura. A Gustavo Alfredo Jácome le sucedieron, Jaime Valencia, Yela Loffredo, Miguel Donoso Pareja y Carlos Joaquín Córdoba.

La entrega número 60 de nuestra publicación llegó con grandes cambios. A saber, se plantearon temas coyunturales como la piratería de productos culturales; se aumentó su tiraje de 2000 a 3500 ejemplares, se recurrió al papel couché, se puso al diseño a tono con las propuestas actuales.

En nuestro esfuerzo por alcanzar la excelencia hemos dilatado la periodicidad, pero aumentado, por respeto al lector y en consecuencia con la intensa actividad institucional, el número de páginas.

A esto hay que añadir que nunca como en los tres últimos números la revista ha sido, en lo que respecta a su tratamiento textual, tan literaria. 

A partir de la entrega No. 65, correspondiente a los primeros meses del año 2009, revista La Casa incluirá secciones dedicadas a los jóvenes de nuestro país. El crítico y poeta Juan José Rodríguez escribirá reseñas de libros, y otros sobre los diversos temas que mes tras mes tratamos. Y es que Marco Antonio Rodríguez, el presidente de nuestra institución, señaló en el informe que presentó al país al concluir su primera administración y empezar una nueva, que los jóvenes se tomarán la institución.

Continuaremos publicando la revista en papel couché mate, a full color,  revistas de al menos 36 páginas, y decimos “al menos” porque generalmente el número suele subir.

Desde las páginas de nuestra revista hemos registrado la labor realizada por la administración de Marco Antonio Rodríguez, sus más cercanos colaboradores y cada uno de los trabajadores de la Institución, pero sobre todo, recogido el pensamiento y las reflexiones de nuestro pueblo sobre las más diversas manifestaciones de nuestra cultura, y testimoniado el difícil pero maravilloso oficio del arte y la palabra.

La revista La Casa nunca ha tenido más pretensión que la de mostrar la diaria tarea de la Institución, y han sido los mismos lectores los que han advertido su propuesta gráfica y  tratamiento textual y la han colocado al mismo nivel de las demás revistas culturales que se producen en el país.

En todo este tiempo y gracias a su trabajo, la revista La Casa se ha ganado un espacio dentro del concierto cultural ecuatoriano, y prestigio entre lectores, y hombres y mujeres, de arte y cultura.

 

      
 


REVISTA LA CASA
Editor
Paúl Hermann
CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA

Direccion de Publicacíones CCE
Avs. 6 de Diciembre N° 16-224 y Patria,
Quito-Ecuador
Teléfono: 593 02 2565808 Ext. 132
dpcce®hotmail.com
www.cce.org.ec

 

.

..

AGULHA # 68 ÍNDICE GERAL GALERIA DE REVISTAS BANDA HISPÂNICA