P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

PARA VOLVER AL PORTAL

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2011
 

 

 

ACERVO GERAL | ECUADOR

Marcelo Báez Meza | (1969)

HOJA DE VIDA

Marcelo Báez Meza (Santiago de Guayaquil, 1969). Máster en Comunicación Pública de la Ciencia y la Tecnología por la Escuela Superior Politécnica del Litoral. Ganador de cinco premios nacionales de literatura y del Concurso de cuento breve Jorge Salazar 2010 convocado por la editorial peruana Pilpinta. Autor de cuatro poemarios (entre los que destaca Puerto sin rostros), tres novelas (entre las que sobresale Catador de arenas), dos libros de cuentos y dos libros de crónicas de cine. Antologías en las que está incluido: Poesía bilingüe (español/portugués) Entresiglos/ Entreséculos (Bianchi Editores-Edições Pilar, Montevideo, 1999); Relatos vertiginosos. Antología de cuentos mínimos (Alfaguara, México, 2000), compilador: Lauro Zavala; Pequeñas resistencias 3: Antología del nuevo cuento sudamericano (Editorial Páginas de Espuma, Madrid, 2004). Editor: Juan Casamayor.

EN NOMBRE DE LA POESÍA

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

MBM Más que de afinidades yo hablaría de asimilaciones. Este aprendiz de poeta que me considero ha basado su proceso en las voces de los fundadores de la poesía latinoamericana, esas voces de las que hablaba Saúl Yurkievich. De Jorge Luis Borges y José Lezama Lima, por ejemplo, intento asimilar la cultura enciclopédica y aquel precepto de que el mundo está concentrado en una biblioteca; de Octavio Paz el discurso poético cimentado en lecturas filosóficas y en una vasta cultura de la polis; con Vicente Huidobro me es afín esa visión lúdica del lenguaje; de Pablo Neruda está en mí esa dicotomía (con la que todos hemos luchado) entre el lugar común y el lugar nuevo; de César Vallejo me queda el tono nihilista y la ironía.

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

MBM La poesía ecuatoriana tiene sus fortalezas en la reflexión filosófica (Iván Carvajal), la inmersión en lo histórico (Humberto Vinueza), la visión antropológica (María Fernanda Espinoza), el sesgo descarnado y desnudo de lo cotidiano (Jorge Martillo)… Es una poesía que basa su quehacer en una cosmovisión sólida y férrea hecha a base de lecturas y vivencias cosmopolitas.

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

MBM Más que nada los egoísmos, los cenáculos, los grupos cerrados… Sin embargo, esta dificultad se va superando con iniciativas democráticas como las de Banda Hispánica. En esta época de la globalización no se admite excusas para estar desconectados o desunidos. La banda ancha de las nuevas tecnologías permite un acercamiento instantáneo y generoso.

POEMAS

Soneto a Santiago de Guayaquil

 

Si cincelas un soneto muy despacio

En la puerta de este puerto tan amado

Y te abrazas a tu verbo desgastado

Para extender el añoso cartapacio,

 

Examina cauteloso estos cuartetos

Mientras cierras el portal no muy pesado

De una ciudad que fue escrita en el pasado

Y procede con paciencia en los tercetos:

 

Si te exilias dile adiós a los adioses

Que son la potestad de aquellos dioses

Que afirman que este libro es el gran río.

 

No olvides desconfiar del libre verso

Que guarda a Guayaquil y su reverso

Donde fluye indubitable el poema río.

 

Este libro está a salvo en tu mirada

 

Alguna vez les dio por llamarme Fata Morgana,

Pedro Espejo o el amo de los puertos

Pero hace mucho que no me tuteo con los espejismos

Nunca jugué a ser poeta maldito

Pero muchos burdeles amanecieron en mi rostro

Escupía insultos a todo aquel que osara acercarse a mi sombra

Bebía como un cónsul para catar atardeceres

Ahora sólo soy un blacamán sin feria

El mal es el estigma de mi estambre

Ni en mis obras me conoceréis

Este poema tendría que estar en otro libro para salvarse

 

El lector como Teseo

 

Toda ciudad-laberinto entierra un tesoro vedado como el sentido

Y encierra un peligro del que nos defiende

Por eso es como una cruz inscrita en un círculo

El compás descansa en el centro

Y va creando la urbe en círculos concéntricos

El lector flexiona el sentido de su marcha al voltear cada página

Deshace y hace cada corredor de letras huyendo del centro o aproximándose a él

Cada estrofa es un muro, cada espacio en blanco es una galería

Ni entras ni sales: siempre has estado adentro

Instrucciones para perderse o encontrarse:

Recorre sus meandros

Mientras abro la puerta para que ingreses sin hilos

En este momento te nombro mi Teseo

No vaciles en luchar contra invisibles minotauros

Que tus huellas avancen seguras por cada recodo

Y que en nada se parezcan al rey ciego de Tebas

Que cada página sea un corredor

Que conduzca al siguiente poema

 

Oración de la ciudad

 

En el nombre de mi padre, de mi hijo y del mangle santo

Vivo en una urbe donde todos le dan la espalda a la ría

Remueven la pátina de las estatuas de bronce

Derriban casas viejas como quien manotea naipes

Habrá que conformarse consultando los libros que informan cómo se vivía antes

Cada vez hay menos brazos de ría

Los autos sobrepasan el número de peatones

Ciudadanos del primer puerto del reino de quito sufren de amnesia atemporal:

Han olvidado cómo vivían o pensaban sus ancestros

Disfrazan el presente en los centros comerciales

Para dilapidar el tiempo o mirarse en el espejo de cualquier subasta

Los arquitectos abrazan como modelo otros lares

No miran a Roma o Atenas para reconstruirla

No revisan la antigua cartografía

No recogen los pasos del historiador cauto

Pocos son los que recuerdan la lengua de los abuelos

La devoción por el pasado es falsa como la sonrisa del burgomaestre

Por las noches, Santiago de Guayaquil es un crucigrama de luces

Un burdel donde los parques están enjaulados

Impidiendo la escapada de los próceres

Un paredón en el que van muriendo los oficios de antaño

Un teodolito vencido por las nuevas ordenanzas

¿Cuánto se ha perdido en manos que conocen el arte de maquillar a los muertos?

El pasado es enemigo de esta ciudad consagrada

Hay que encerrar a todos en un aula

Y enseñarles la historia general de este puerto

 

Fundación mítica de Guayaquil

 

A Santiago de Guayaquil la fundaron varias veces

A mí tan sólo una

Fui un adelantado de mí mismo

Fui dado a luz en un prostibulario por dos negras curanderas

Estuve en el Támesis y tapé mis narices con su olor nauseabundo

En Venecia todo es muerte inclusive el agua

En el Nilo y el Missisipi también enfrenté superficies turbias

El espeso Guayas que rodea al puerto

Nada tiene que envidiar a la podredumbre de ríos de mayor estirpe

Durante el invierno se llena de alfombras verdosas

Su grey la llama lechuguines

Pero hay un olor que no lo tiene cualquier ciudad mas no proviene del río

Es el de los grillos muertos en la esquina de cualquier invierno

Tan sólo me queda recordar que amaba cruzar el río en una lancha 

Ahora hay menos barcazas debido a los bancos de arena

Habría anhelado ser fundado varias veces y en diversos lugares

Antes de que me quiten el río y estos poemas

 

El rostro del sedentario

 

Santa María, Macondo, Comala…

Me es imposible inventar otra ciudad

O simular que soy un monje del siglo XVII

Prefiero ser un auténtico aldeano a un falso cosmopolita

Mi nombre no es Larsen, Buendía o Páramo

La ciudad de este poema/río es un olor, un sabor, un cuerpo sucesivo

Una calle, un parque, un bar discontinuo

Santa María, Macondo, Comala…

No me llamo Ecuador, Pacífico o Santiago.

Sólo soy el viajero inmóvil

Usurpando el rostro del sedentario

 

El último puerto

 

Movimientos para cerrar una ciudad:

¿Dónde van a parar los versos borrados por la computadora?

¿Cuánto cambia un lector cuando se cierra un libro?

En esta página solía vivir el último puerto

Renglones pequeños que ansiaban ser un muelle

Recrearlos sería forjar otros cantares

Quizá de eso se trata la escritura

Escribir el poema perdido

O rescatar a la ciudad de entre la niebla

PARA VOLVER AL ACERVO GENERAL

El acervo general de la Banda Hispánica fue creado en enero de 2001 para atender a una necesidad de concentrar en un mismo sitio informaciones acerca de la poesía de lengua española. El acervo contiene ensayos, reseñas, declaraciones, entrevistas, datos bibliográficos y poemas, reuniendo autores de distintas generaciones y tendencias, inclusive inéditos en términos de mercado editorial impreso. Aquellos poetas que deseen participar deben remitir a la coordinación general del Proyecto Editorial Banda Hispánica sus datos biobibliográficos, selección de 10 poemas y respuesta al cuestionario abajo:

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Todo este material debe ser encaminado en un único archivo en formato word, para el siguiente email: bandahispanica@gmail.com. Agradecemos también el envío de textos críticos y libros de poesía, así como material periodístico sobre el mismo tema. El acervo general de la Banda Hispánica es una fuente de informaciones que refleja, sobre todo, la generosidad amplia de todos aquellos que de ella participan.

Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil) La Otra (México) Matérika (Costa Rica) Blanco Móvil (México)

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.