P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

PARA VOLVER AL PORTAL

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

ACERVO GERAL | PORTO RICO

José E. Santos | (1963)

HOJA DE VIDA

José E. Santos.  Poeta puertorriqueño nacido en 1963. Estudió en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico y en la Universidad de Brown en los EE. UU.  Ha sido profesor de letras hispánicas en Rhodes College (Memphis, Tennessee), la Universidad del Sagrado Corazón (Puerto Rico), y los recintos de Río Piedras, Arecibo y Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.  Se ha desempeñado además como editor en revistas literarias, como ensayista crítico y como narrador.  Comenzó su labor poética con la publicación de Pequeño cuaderno gris (San Juan: JC Prints 1987).  Luego de un hiato de estudios publica Crónica de la degustación (San Juan: Tríptico Editores, 2005).  Le sigue Después de la espera (San Juan: Edición de autor, 2006), libro de cariz antológico en el que aparece su poesía inédita anterior a Crónica.  De posterior aparición son Libro de Venecia (West Virginia: Obsidiana Press, 2007) y Muestra gélida de poesía inconsecuente (West Virginia: Obsidiana Press, 2009).  Su obra como narrador  la constituyen Archivo de oscuridades (San Juan: Tríptico Editores, 2003; segunda edición, West Virginia: Obsidiana Press, 2009), Deleites y miserias (San Juan: Edición de autor, 2006), Los Viajes de Blanco White (San Juan: Ediciones Callejón, 2007), Los comentarios (Mayagüez: Centro de Publicaciones Académicas, 2008) y Trinitarias y otros relatos (West Virginia: Obsidiana Press, 2008). Contacto: blancowhite39@hotmail.com.

EN NOMBRE DE LA POESÍA

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

JES Me es curiosa esta pregunta porque no podría articular alguna respuesta concreta.  Cuando me formaba sólo leía entre a los hispanoamericanos a Neruda y a los puertorriqueños Jiménez Corretjer y Palés Matos.  Y en verdad no logro identificarme específicamente con ellos en más de un aspecto.  Desde temprano leía más la poesía española, Machado, Miguel Hernández, García Lorca y muchos otros, y pienso que fueron más determinantes en mi visión inicial de la poesía.  Ya andados los años me venero la labor de Rubén Darío y la de Borges.  Entiendo que tal vez me sienta un poco más afín con el último, al juego y a los laberintos de sentido que privilegia en su poesía conceptual.

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

JES Me parece que es la razón directa que hay entre la multiplicidad de visiones y la multiplicidad de voces.  Esto desde los poetas que se destacan a partir de la década del 70 se ha vuelto la norma.  Y no es el mero hecho de la pluralidad.  Veo esa pluralidad en función de una serie de posibles reacciones a una oferta existencial y política que corroe, que se ve reproducida en otras parcelas culturales de igual manera.  Y cuando se destila la contestación estética, aun cuando la misma no se proclame a sí misma como “contestación”, se detalla todo este andamiaje contradictorio, pero urgente y minucioso que conversa con nuestra historia.  Me parecen exquisitas las respuestas estéticas que han articulado Jan Martínez, Zoé Jiménez, Rafael Acevedo sólo por mencionar algunos entre tantos. Entiéndase que no deseo levantar polémica al decir esto en lo absoluto.  Veo la capitalidad de esta conversación con nuestra historia “conversación que no es necesariamente denuncia sino transformación sustantiva” en el transcurso, en la oferta presente, y tal vez sea el hilo conductor más firme entre nuestros poetas sin que se identifiquen directamente con la misma.

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

JES Puede ser amplia la contestación a interrogante tan abarcadora.  ¿Se desea un vínculo más estrecho?  ¿Se desea en todo momento?  ¿No es este deseo una ficción de aspiraciones redentoristas?  ¿Conviene en todo momento?  ¿No es acaso una frágil proyección de nuestro optimismo en el plano personal o inmediato?  ¿No hay otras maneras de articular una respuesta a las desconfianzas tribales que prácticamente definen el ordenamiento de los núcleos sociales?  Mi sospecha es que la única contestación concreta se relaciona con el desarrollo de una mayor afinidad en las visiones políticas y en las aspiraciones regionales.  Cada una de nuestras naciones vive y padece sus fraccionamientos internos.  Me parece que el escenario internacional será un espejo de los mismos, con otra cara, o con otras máscaras.  Según haya coincidencias y un reconocimiento de las mismas urgencias se logra tender lazos.  Y esto ha pasado antes, pasará siempre.  No es garantía.  Pueden postularse integraciones en el plano económico más funcionales y que lleven a su vez a ese otro intercambio que se manifiesta en el diálogo cultural.  Tampoco es garantía. Seguir, tratar y tratar,  pero no cegarse por el brillo de nuestros soles absolutos.

POEMAS

LA MANZANA

 

Estará muerta la manzana en la rama,

estará muerta.

 

El árbol tendrá la vida

que del suelo inadvertida se escapa.

 

Algunos niños jugarán bajo la copa,

o por instinto heroicos e inocentes

treparán

troncos y ramajes sin reconocer historias,

otoños,

verdes retoños que pasarán.

 

Aquellos hombres presurosos, caminan,

ignoraron la esencial pugna de entre sus

universos falsos, y hermosos.  Pasaron:

de tarde muerta, de madrugada.

 

Estará muerta la manzana

en la rama.

De día muerta, de noche muerta,

vida espera

que le llene su forma

al amparo del sentir que fuerte

seduce y reclama en conciencia,

en cada idea, en cada mirada, en cada

acto.

 

Tras esa ventana alta

habrá una mujer que mira,

una mujer que piensa,

una mujer que tensa

se llevará las manos al ensueño

que desemboca en agitar y piel.

Se llenarán los ojos de manzana.

Se cerrarán los ojos, en manzana.

Le temblarán los brazos, en ramas.

 

Y la manzana,

estará muerta.

 

 

EJECUCIÓN

 

Ingrávida acechanza me consume,

aspereza desigual aún me alcanza,

falsos sonidos, a punta de lanza

forjan un trazo que se alza y se sume.

 

¿Cuál es la forma final, la que asume

lo que ya no es tormento ni venganza

del recuerdo, del pensamiento, danza

en que el sentido vital se resume?

 

Nada, que queda sílaba o palabra.

Proposición, y al final escritura.

Orden, símbolo, sintagma: quimera.

 

Y todo se reduce a la aventura

de una suerte o redondez, que se labra

vil, falaz, ingrata, sí, pero entera.

 

 

LOS BODEGONES

 

De pronto llevo los ojos

a esta extraña naturaleza muerta

que la mesa me ofrece:

máquina, papel, un vaso de agua,

bolígrafos, pan o algún dulce,

diccionarios, una lámpara.

La ventana invita

porque es otra  la luz

que cuela por sobre la mesa y el suelo.

Veo entonces las otras hojas,

su marco o cielo,

su entorno de caminos, flores,

otros edificios como éste,

otras ventanas, como ésta,

otras invitaciones para ir.

Sin embargo me he quedado,

y no sé si es porque su estatismo,

así como el de ésta,

no repara en que caiga o no

sobre sí

la tensa ansiedad de unos ojos.

 

 

PIAZZA SAN MARCO

 

 

Te reclamo para mí

Plaza San Marcos,

te reclamo al sentir

el grosor de mis venas,

te reclamo por saberme libre,

por saberme yo entre tus almas,

sobre tus empedradas losas

que rectangulares sostienen

el sentido de todo lo humano.

 

Te reclamo

y tan sólo he llegado,

tan sólo he visto aparecer

tu indómita silueta

entre segundos que vuelan,

entre palomas que se elevan

y me llevan a cada una

de tus esquinas atareadas.

 

Me sonríe la catedral.

Conspira y se deleita

al dibujar mi rostro

con el trazo de centenarias alegrías.

Me sonríe desde su hermético trono,

asentada y complaciente,

fervorosa y diligente veladora

de este nido de significaciones y placeres.

 

Plaza, te reclamo, Plaza.

Te reclamo de día

mezclado entre las gentes domeñadas,

los rostros acaso cansados

y las miles de cámaras

que a un tiempo revelan

sus luces y lentes filtradas.

Te reclamo entre sonidos:

Las voces entre ellas

se requieren,

los teléfonos ahogan

el silbar del viento,

los idiomas se reconocen

y se repelen,

se anuncian

y se distienden

como el eco helado

de sus mediterráneos recovecos.

 

Plaza, te reclamo, Plaza.

Te reclamo de noche

ciego en su intensa vida,

en su denso

desentender de orígenes

que nos hace cuerpos,

que nos hace bellos

al enlazarse sin tregua

ni reparo

las voces y los besos,

las manos,

y la suerte que me sumerge

en el deleite

de tu propia respiración.

 

Te reclamo Plaza San Marcos.

 

Y quiero que me observe

el león desde lo alto,

y que me queme

tu renovado sol

que liviano viaja

durante días y noches

entre las sangres

que se buscan.

 

 

LA RUEDA

 

Dicen de la rueda

que se ha cansado de ser metáfora,

que el tiempo la ha condenado

a regresar constantemente,

que no hay ruta ni camino

que la lleve a parte alguna,

que va desde la a hasta la a

sin enterarse bien de la ceda,

y que va del cero al cero

sin asimilar la sustancia del uno.

 

La rueda rechaza palabras

como modo de sustento.

 

Desestima el verbo progresar

que le ha parecido insuficiente.

 

Desconoce la idea de aprender

que se le figura quimérica.

 

Desautoriza el concepto de entender

que considera contradictorio.

 

Se comenta de la rueda

que sólo da vueltas sobre sí

porque reconoce sus límites.

 

Otros han sido

los que le atribuyen valores excesivos

como multiplicar su diámetro

y regodearse al paso de su circunferencia.

Son los mismos que la llevan y traen.

Son los mismos que la detienen

sin consultar ni orientarse.

 

Se cansa la rueda.

Entre las manos se cansa la rueda.

 

Sola, sin embargo,

no se conmueve,

a menos que la fuerza de gravedad

le imponga

su única trayectoria sin regreso.

PARA VOLVER AL ACERVO GENERAL

El acervo general de la Banda Hispánica fue creado en enero de 2001 para atender a una necesidad de concentrar en un mismo sitio informaciones acerca de la poesía de lengua española. El acervo contiene ensayos, reseñas, declaraciones, entrevistas, datos bibliográficos y poemas, reuniendo autores de distintas generaciones y tendencias, inclusive inéditos en términos de mercado editorial impreso. Aquellos poetas que deseen participar deben remitir a la coordinación general del Proyecto Editorial Banda Hispánica sus datos biobibliográficos, selección de 10 poemas y respuesta al cuestionario abajo:

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Todo este material debe ser encaminado en un único archivo en formato word, para el siguiente email: bandahispanica@gmail.com. Agradecemos también el envío de textos críticos y libros de poesía, así como material periodístico sobre el mismo tema. El acervo general de la Banda Hispánica es una fuente de informaciones que refleja, sobre todo, la generosidad amplia de todos aquellos que de ella participan.

Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil) La Otra (México) Matérika (Costa Rica) Blanco Móvil (México) Revista TriploV de Artes, Religiões e Ciências (Portugal, Brasil)

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.