P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

PARA VOLVER AL PORTAL

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

ACERVO GERAL | COSTA RICA

Jorge Charpentier | (1933-2004)

La pasión inconclusa, en Jorge Charpentier

 

Carlos Francisco Monge

 

Nuestras historias literarias están llenas de observaciones en torno a los escritores y sus obras individuales. Pocas veces se encuentran reflexiones sobre los grupos generacionales, y menos aún con las razones que han definido su existencia. Apenas rebasada la primera mitad de nuestro siglo, un grupo de muchachos comenzó a publicar sus poemas, y al poco tiempo media docena de sus libros le daban una nueva fisonomía a la lírica costarricense. En 1953 Mario Picado y Carlos Rafael Duverrán dieron a conocer sus poemas en sendas publicaciones, y algún tiempo después lo hicieron Ana Antillón, Virginia Grütter, Raúl Morales y Jorge Charpentier; y esa obra empezó a despertar el interés.

El origen de aquella actividad podría atribuirse a dos causas: por un lado, a la urgencia de darle un nuevo rumbo a nuestro acontecer histórico; por otro, a la modernización del discurso lírico, iniciada varios años antes. No obstante, una paradoja rodeó a esos poetas: nunca se llegó a una sistemática labor de grupo. Se trabajó más por instinto que por convicción artística, y fueron realmente pocos sus contactos e intercambios. Los poemas de Jorge Charpentier se incorporaron a ese quehacer, y su trayectoria artística ha sido, con los años, la que ha sido fiel a aquellas tentativas iniciales.

Quizá lo que mejor pudo definir las primeras actividades de ese grupo fue la estética del solipsismo. En sus poemas reconocían la separación radical entre la verdad interior y el universo histórico, y aunque esta idea fue evolucionando con los años, en esa primera época tal traducción de la realidad era dominante. Todos acudieron a algunos procedimientos retóricos que oscurecieron y retorcieron la expresión de sus vivencias. Las consecuencias fueron diversas, entre las que se destaca una: la idea del poema como lugar donde se encuentran el lenguaje y la imprecisión cognoscitiva.

Uno de esos frecuentes temas lo ha desarrollado con amplitud la poesía de Charpentier: la conciencia de la soledad y la incomunicabilidad, de la que en diversos grados participan los poemas de Ricardo Ulloa Barrenechea, Mario Picado, Ana Antillón o Carlos Rafael Duverrán. Rítmico salitre y los Poemas de la respuesta son un testimonio de esa certidumbre. No menos importante ha sido el reconocimiento de la introspección como límite ontológico, que ha llevado a un intento de apertura; entre ambos polos se ha desplegado casi toda la obra de Charpentier, y la de una vertiente de la poesía de Costa Rica. La palabra adquirió rasgos nuevos después, en especial con la propuesta ética y literaria de Jorge Debravo; es decir, de una nueva generación.

Charpentier ha escrito desde una estética que pugna por darles forma a dos obsesiones complementarias: la transmutación retórica y la expresión de una cosmovisión egotista. En otra parte sostenía que la ideología del solipsismo empezó a tomar forma gracias a la retórica que propiciaba el surrealismo. La sensibilidad de nuestros poetas halló correspondencia entre sus pasiones o ideas y los postulados éticos que dieron origen a aquel movimiento; y aunque éste no echó raíces en nuestros suelos, tuvo su mejor momento en la obra de esos escritores, y Jorge Charpentier ha sido quien ha conservado esa interpretación de la realidad. Los años han vuelto irreconocibles los proyectos iniciales del grupo, y más bien se han dispersado en una doble sucesión: aquella ideología del solipsismo (y su ejercicio literario) la abandonaron en forma paulatina Mario Picado y Carlos Rafael Duverrán; la continuaron Charpentier, Ulloa Barrenechea y otros más jóvenes.

Este breve libro de poemas, Tú tan llena de mar y yo con un velero obedece a una metáfora que marca toda la poesía de su autor, y es la que mejor configura la cosmovisión descrita: el mar como extensión inabarcable que da conciencia de la pequeñez y el abandono. Esta idea cobró existencia en un libro previo, Rítmico salitre (1967). Las analogías son muchas, y estos poemas buscan la consolidación de esa certidumbre y la afirmación de una moral: sus cuatro secciones le dan al ser una doble condición: por un lado, la conciencia de la soledad; por otro, alcanzar la comunicación, la búsqueda del otro. Entre ambos extremos se puebla de sentidos la palabra: la exhortación al amor; las circunstancias del amor, es decir, la recreación ontológica de los amantes; la traducción metafórica del abandono; y la analogía que identifica mundo interior y mundo exterior.

La razón de ser de estos poemas se relaciona con las prácticas literarias que entre gesticulaciones y milagros han crecido en Costa Rica. Nos hemos habituado a ver esto como un fenómeno retórico, pero la naturaleza de las aventuras literarias muestra relaciones históricas, y una siempre cambiante conciencia de la realidad. Tú tan llena de mar… no pretende resolver las contradicciones, sino adoptarlas como tarea y como ejercicio. La idea de la comunicación como insistencia temática busca interpretar, en medio de un complejo sistema metafórico las relaciones entre el escritor y la sociedad.

El tema de la vida entre los amantes es apenas un punto de partida; más importante es la médula ideológica que precede los poemas de esa tradición en la poesía de Costa Rica. Nuestras sociedades contemporáneas obligan al artista a buscar reconocimiento, y con mucha frecuencia esto conduce a la literatura del yo. Los poemas de Tú tan llena de mar… abarcan distintos momentos y versiones de esta concepción de la vida: la indecisión ontológica; el dejo narcisista; la certeza de hallar una respuesta en los caminos del sueño; la moral del desengaño; la impugnación; el radicalismo atrofiado. Su tema es la experiencia artística, porque cada poema revela una perspectiva del mundo que pone en comunicación dos realidades: nuestra historia social y la vida de un escritor. El mar y el poeta.

 

PARA VOLVER AL ACERVO GENERAL

El acervo general de la Banda Hispánica fue creado en enero de 2001 para atender a una necesidad de concentrar en un mismo sitio informaciones acerca de la poesía de lengua española. El acervo contiene ensayos, reseñas, declaraciones, entrevistas, datos bibliográficos y poemas, reuniendo autores de distintas generaciones y tendencias, inclusive inéditos en términos de mercado editorial impreso. Aquellos poetas que deseen participar deben remitir a la coordinación general del Proyecto Editorial Banda Hispánica sus datos biobibliográficos, selección de 10 poemas y respuesta al cuestionario abajo:

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Todo este material debe ser encaminado en un único archivo en formato word, para el siguiente email: bandahispanica@gmail.com. Agradecemos también el envío de textos críticos y libros de poesía, así como material periodístico sobre el mismo tema. El acervo general de la Banda Hispánica es una fuente de informaciones que refleja, sobre todo, la generosidad amplia de todos aquellos que de ella participan.

Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil) La Otra (México) Matérika (Costa Rica) Blanco Móvil (México)
           

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.