P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

PARA VOLVER AL PORTAL

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

ACERVO GERAL | PORTO RICO

Johanny Vázquez Paz | (1960)

HOJA DE VIDA

Johanny Vázquez Paz nació y se crió en San Juan, Puerto Rico. Posee una maestría en Estudios Hispánicos de la Universidad de Illinois en Chicago y un bachillerato en Sociología de la Universidad del Estado de Indiana.  Su libro Poemas callejeros / Streetwise Poems fue publicado por Mayapple Press (Michigan) en el 2007. Este libro ganó mención honorífica en la categoría del Premio Mariposa en el International Latino Book Awards 2008 (California). También fue nominado para los premios PEN Beyond Margins 2007 y el Pushcart Prize 2007. Además, co-editó la antología Between the Heart and the Land / Entre el corazón y la tierra: Latina Poets in the Midwest (MARCH/Abrazo Press, 2001), la cual ganó el primer premio en la categoría de ficción de la organización Chicago Women in Publishing en el 2002. Johanny también fue incluida en el libro Poetas sin tregua-Compilación de poetas puertorriqueñas de la generación del 80 (España, 2006). Además, algunos de sus poemas aparecen en la antología Más allá de las fronteras (Ediciones Nuevo Espacio, New Jersey, 2004), y fue publicada en la colección Carpetas de Luz  después de ganar el certamen Voces Selectas 2000 de Luz Bilingual Publishing. Actualmente se desempeña como maestra de ceremonias de la serie bilingüe Palabra Pura de la organización literaria Guild Complex y es profesora de español en Harold Washington College en Chicago, IL. Próximamente saldrá al mercado la compilación En la 18 a la una (Voces sueltas, 2010) en donde aparecerá una extensa muestra de su trabajo. La autora invita a todos a su página cibernética Tinta derramada: http://johannyvazquezpaz.blogspot.com/.

EN NOMBRE DE LA POESÍA

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

JVP Pienso que todos los poetas nos alimentamos del trabajo de otros escritores, y después de masticar, tragar y hacer la digestión de lo leído, lo devolvemos procesado con nuestra propia perspectiva. Entonces se convierte en la misma comida con sabores diferentes, únicos e irrepetibles según la mano que les añadió el sazón. También pienso que a través del tiempo uno va cambiando la estética de su poesía, se experimenta con formas diferentes y escribe de temas según lo que nos obsesione en esa etapa de nuestras vidas. Por eso creo que es imposible para mí descifrar cuáles son los poetas con los cuales tengo afinidades estéticas. Lo que sí puedo señalar son los poetas que marcaron ciertas etapas de mi vida. De jovencita mi amor a la poesía comenzó con un poeta puertorriqueño poco conocido en la Isla: Gaspar Genera Bras. Mi abuelo (quien también escribía poesía) me regaló su libro a los 10 años y desde entonces el amor a los versos marcó mi vida. Después, Julia de Burgos ha sido mi guía y maestra poética. Luis Palés Matos fue indispensable para aprender de ritmo y musicalidad en la poesía. Luego Pablo Neruda, César Vallejo, Mario Benedetti, Ernesto Cardenal. Tuve una etapa española con Federico García Lorca, Antonio Machado, Pedro Salinas, Miguel Hernández, entre otros. Tuve otra época que sólo leía mujeres como Clara Lair, Alfonsina Storni, Juana de Ibarbourou, Delmira Agustini, Rosario Castellanos, Gioconda Belli y otras. Cuando me vine a vivir a Estados Unidos conocí a los poetas latinos que viven aquí, como a Piri Thomas, Pedro Pietri, Miguel Algarín, Sandra María Esteves, Luz María Umpierre, entre otros; y a los de Chicago, como a David Hernández, Carlos Cumpián, Sandra Cisneros y otros. Además, siempre he hecho un esfuerzo por leer a todos los poetas puertorriqueños anteriores y contemporáneos. De éstos me gustaría señalar a Francisco Matos Paoli, Juan Antonio Corretjer, Manuel Ramos Otero y Angelamaría Dávila.

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

JVP Primero que nada, la historia de Puerto Rico es única. Para bien o para mal, somos una colonia de los Estados Unidos, sin fechas de independencia para celebrar porque pasamos como botín de guerra de las manos de España a Estados Unidos. Esta situación política contribuye a que los escritores tengan una perspectiva particular desde el punto de vista del colonizado al cual le podemos añadir la vertiente de la mezcla de razas y culturas que resultan en una voz única en las Américas. Reciento mucho que, en lo que usualmente es considerado el canon literario, no se incluyan a escritores puertorriqueños. Esto lo observé de cerca cuando estudié literatura en Estados Unidos y en los textos de los cursos de literatura hispanoamericana no había ni un puertorriqueño incluido. Todavía lo sigo observando ahora como profesora y tengo que escoger textos universitarios con bien pocos o ningún escritor de mi país incluidos. Si me baso en el estudio literario que usualmente se hace leyendo escritores representativos de diferentes movimientos o escuelas literarias, me parece imperativo que, por ejemplo, se añadan a escritores puertorriqueños como José de Diego y Luis Lloréns Torres (entre otros) a la hora de estudiar el Modernismo en Latinoamérica. Al estudiar estos escritores se puede observar que este movimiento en Puerto Rico se alejó de la superficialidad que lo caracterizaba y tenía un sabor más criollo debido a los problemas de identidad nacional que atravesaba el país. Vuelvo a señalar que nuestra situación histórica ha resultado en que nuestros escritores tengan una voz única. Otras contribuciones de escritores puertorriqueños que pienso son imprescindibles a la hora de estudiar literatura de las Américas son: Manuel A. Alonso, José Gautier Benítez, Lola Rodríguez de Tió (Romanticismo); José I. de Diego Padró y Luis Palés Matos (Vanguardismo / Diepalismo); Graciany Miranda y Clemente Soto Vélez (Vanguardismo / Atalayismo); Evaristo Ribera Chevremont, Juan Antonio Corretjer, Clara Lair y Julia de Burgos (Generación del 30); Francisco Matos Paoli y Félix Franco Oppenheimer (Generación del 45); Vicente Rodríguez Nietzsche, Angelamaría Dávila, José María Lima, María Arrillaga, Olga Nolla, Rosario Ferré (Generación del 60). De las nuevas generaciones hay muchísimos poetas talentosos que merecen estudio entre los que se encuentran Etnairis Rivera, Luz Ivonne Ochart y Áurea María Sotomayor. Esta es una muestra muy escasa a la cual le faltan muchísimos nombres, pero espero que el acercamiento a los poetas mencionados les abra las puertas a los demás grandes escritores de mi país. 

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

JVP La primera respuesta que me viene a la mente es la política. Nuestra historia está llena de dictadores, militares, invasores y gobernantes ineptos. Cada uno con su meta de oprimir y silenciar al pueblo para obtener poder y riqueza. En este ambiente, el arte usualmente es una de sus primeras víctimas aunque, no importa cuan opresiva sean las circunstancias, los poetas y artistas usualmente buscan la manera de expresarse. Sin embargo, pienso que con la ayuda de adelantos tecnológicos como la Internet, el correo electrónico, las redes sociales como Facebook, las páginas cibernéticas o blogs, etc. estamos más cerca y mejor informados de lo que pasa en otros países y, por lo tanto, sí creo que existen relaciones más estrechas entre los escritores y habitantes de los diversos países de Hispanoamérica. Esto no quiere decir que políticamente existan mejores relaciones, la política (como mencioné anteriormente) es muchas veces el cáncer de nuestros países.

POEMAS

LAUNDRY DAY

El domingo no voy a llevar la ropa a la lavandería,
el domingo me voy a meter a mí mismo en el costal.

Febronio Zatarain

 

Hoy le lavaré a mi cuerpo su historia. Me tomaré el día para limpiar lo que quedó en su recuerdo. He conseguido una marca nueva de omisión de memoria. Un limpiador que promete destruir el pasado sin desteñir los colores ni causar alergias. Empezaré enjabonando los pies. Cepillaré las asperezas heredadas de caminos equivocados y suelos pedregosos. Afeitaré sus durezas y rebanaré la piel muerta hasta estrenar una nueva. A las piernas les lavaré el rastro de las rutas recorridas a atardeceres muertos. Mis rodillas necesitan un cuidado especial. No es fácil remover los llantos acumulados en su frágil esfera de cartílago. Le removeré las uñas enterradas a mi espalda. Restregaré su superficie para ablandar con mi pulgar los nudos de su carga. En el ombligo desempolvaré las historias enterradas en su pozo. Mis senos sólo precisan gardenias para esfumar el olor a manos ajenas negándose a partir. Mi cara es sensitiva a jabones y tristezas. Sus huellas permanentes se han marcado en mi rostro. Necesito remendar las grutas abiertas para aminorar los daños perpetuos. Hay un rinconcito difícil de blanquear, allí donde se acumulan las cenizas de pasiones destruidas. Le pasaré un trapo remojado en amnesia y zurciré su ruedo deshilachado de pena. Hoy le borraré a mi cuerpo su biografía. Me sumergiré completa hasta el fondo de la lavadora, y resurgiré inmaculada y limpia.

 

EXTREMIDADES

 

Unas piernas permanecen insistentes en la memoria, aunque el rostro sea invisible en el espacio que dejó desocupado. Los nombres se confunden en el tablero. A penas se evoca la primera consonante, la letra que, quizás, le abra la puerta al pasado. Pero un lunar en las piernas de un hombre se recuerda. Una cicatriz en la rodilla. La historia de esa herida; cuánta sangre, cuántas puntadas. El ancho de unos muslos enterrados en las uñas. El suave cosquilleo en la palma abierta, peinando y despeinando el vello de la extremidad de un hombre. El recuerdo atrapa el presente con sus anchas manos. Te agarra por los pies y eslabona el pensamiento a aquellas piernas. Unas piernas de hombre de cara borrosa y corazón callado que siempre permanecerán en la memoria.

 

FRÍO EN LA PIEL

 

Todo el día siento frío. Acurruco mi silueta para abrazarme el cuerpo. Arropo el temblor con mis brazos. Me envuelvo con bufandas, estolas, suéteres, abrigos. Me amarro el pañuelo en la barbilla, como lo hacía mi madre. Las manos, sobre todo, siempre están yertas. Las guardo en guantes de lana, de cuero, de piel de cabra, de sintéticos experimentos. Los pobres dedos siempre escondidos en su cuarto oscuro. Siempre deseosos de salir y tocar el mundo.

A veces, cuando salgo de la casa, mis manos empiezan a sentir un cosquilleo. Poco a poco los dedos se endurecen. Las manos me parecen ajenas. Las muevo de lado a lado para resucitarlas. Pero siguen como cemento seco. Regreso de prisa a la casa. Descongelo su inercia púrpura con agua caliente hasta sentirlas respirar de nuevo.

Tengo un frío huérfano, hambriento, posesivo. Un frío de despedidas que esperan un beso que las selle. De mentiras que corren detrás de sus verdades. De burlas y acusaciones sin defensa. No sé si será el viento del norte castigando el sol. O si mi cuerpo está congelado de nostalgia. Siento un frío que el fuego no aminora con su hoguera. Un frío glacial, necesitado de Dios.

 

LOS DOMINGOS EN LA MISA

 

Niña despierta

que no podemos llegar tarde a la misa

que luego la gente comenta

que no somos buenos católicos

apostólicos y romanos.

 

Niña no te pongas pantalones

que a la iglesia se lleva el mejor vestido

que luego la gente comenta

que no somos una familia decente

recatada y con moral.

 

Niña no hables

que a la misa se viene

a escuchar sermones

ni juegues con el lazo

ni vires para atrás

ni pienses en musarañas

que Dios te está mirando

y te va a castigar

 

Niña persígnate

con agua bendita

levántate que viene el cura

arrodíllate ahora

siéntate un rato

vuélvete a parar

dale la mano al vecino

pide perdón por tus pecados

pon el peso en la canasta

arrodíllate de nuevo

siéntate ahora

reza el padrenuestro

pon otro peso en la canasta

levántate, siéntate

arrodíllate otra vez.

 

¡Niña, por Dios,

estate quieta ya!

 

BAJO TU CRUZ

 

Hijo

ya no quiero hacer penitencia

bajo la sombra ancha de tu cruz

ni limpiar tus heridas

con el paño de Verónica

ni buscarte en las tinieblas

de un sepulcro vacío.

 

Mi niño

te perdiste en el templo del destino

compraste la madera usada

los clavos mohosos

coleccionaste espinas

aceptaste enemigos en tu mesa

hablaste cuando era prudente callar.

 

Hijo

he lavado tus pies de todos los tamaños

apurados crecieron en mis manos

para escapar y marcar el rumbo

donde el peligro acecha y la angustia

hereda mis noches de espera.

 

Hijo

te ofrezco intacta mi virginidad de espíritu

te convido lágrimas para que bautices sueños

mi juventud reflejada en tu espejo

reviviendo errores de antaño.

 

Ahora que la vida resucita tus mañanas

después de jugar a la ruleta con tus noches

rehúsa el calvario y escoge la vida, hijo

y relévame de este vía crucis a diario repetido

bajo la sombra vasta de tu cruz.

 

ANÓNIMO

 

Me atrevería a aventurar que Anónimo,
que tantos poemas escribió sin firmarlos,
 era a menudo una mujer

Virginia Woolf

Anónima

sin decir quién soy

ni firmar mi nombre

escondiéndome en seudónimos

en identidades ficticias

en un nuevo alias cada día

escribo en silencio

deletreando mis gritos

dejando señales de vida esparcidas

entre la primera mayúscula

y el punto que indica mi final.

 

Si me encuentras

si adivinas quién soy

y cómo me llamo

rescátame del baúl de lo inservible

y desempolva mi espíritu

del estante de los libros ya leídos

necesito tu mano acariciando mis letras

necesito tu abrazo sujetando mi alma de papel

necesito que entiendas mi miedo

de admitir quién soy y firmar mi nombre

para así recobrar mi identidad.

 

 

LA CIUDAD DONDE HABITO

 

Esta ciudad donde habito con sus muchas fronteras

delineadas por las vías del destierro y la necesidad.

 

Cada transeúnte con su periferia trazada,

aprisionados en una isla desierta

donde construyen murallas para esquivar el miedo

a las esquinas donde el odio se enlaza al fuego.

 

Esta ciudad no me acepta en su entraña.

 

Me dejo devorar por su boca hambrienta,

rebanar la lengua en rodajas de palabras impronunciables,

chupar mi esencia hasta el hueso,

hasta que el sabor de mi piel isleña la atraganta

y vomita en la trastienda mi ser de pueblo chico.

 

Allá donde me espera una tumba sin lápida

un mar desenfrenado extiende sus brazos desparramándose

en la barriga tibia de la arena amanecida.

 

Aquí

                una ciudad para sobrevivir el hambre.

Allá

                la isla de nunca jamás olvidar.

PARA VOLVER AL ACERVO GENERAL

El acervo general de la Banda Hispánica fue creado en enero de 2001 para atender a una necesidad de concentrar en un mismo sitio informaciones acerca de la poesía de lengua española. El acervo contiene ensayos, reseñas, declaraciones, entrevistas, datos bibliográficos y poemas, reuniendo autores de distintas generaciones y tendencias, inclusive inéditos en términos de mercado editorial impreso. Aquellos poetas que deseen participar deben remitir a la coordinación general del Proyecto Editorial Banda Hispánica sus datos biobibliográficos, selección de 10 poemas y respuesta al cuestionario abajo:

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Todo este material debe ser encaminado en un único archivo en formato word, para el siguiente email: bandahispanica@gmail.com. Agradecemos también el envío de textos críticos y libros de poesía, así como material periodístico sobre el mismo tema. El acervo general de la Banda Hispánica es una fuente de informaciones que refleja, sobre todo, la generosidad amplia de todos aquellos que de ella participan.

Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil) La Otra (México) Matérika (Costa Rica) Blanco Móvil (México) Revista TriploV de Artes, Religiões e Ciências (Portugal, Brasil)

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.