P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

PARA VOLVER AL PORTAL

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

ACERVO GERAL | PORTO RICO

Hajmar Flax | (1942)

HOJA DE VIDA

Hajmar Flax nació en Puerto Rico (1942), donde reside. Ha realizado estudios de literatura en las universidades de Pennsylvania y Puerto Rico. Es juris doctor por esta última (1969) y ejerció la abogacía desde 1970 hasta 1998. Además, es piloto de pequeñas embarcaciones y avionetas. Ha sido crítico de cine. Ha recibido premios del Instituto de Literatura Puertorriqueña, del PEN Club de Puerto Rico y del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Ha sido traducido al inglés, al rumano y al francés. Selecciones de su poesía se han publicado en múltiples antologías y revistas. Es autor de: 44 Poemas (1969); Los pequeños laberintos (1978 y 2003); Tiempo adverso (1982); Confines peligrosos (1987); Razones de envergadura (1995); Cuestión de oficio (1998); Poemas de la Bestia (1999); Abrazos partidos y otros poemas (2003) y Contraocaso (2007). ObraBreve 1969-poemarios-2007, publicado en 2009, por La Editorial de la Universidad de Puerto Rico, es una agrupación de los nueve libros anteriores.

EN NOMBRE DE LA POESÍA

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

HF Siento afinidad con los siguientes poetas hispanoamericanos, entre otros que ahora no recuerdo. El orden no significa nada: Nicanor Parra, César Vallejo, Luis Palés Matos, Hugo Gutiérrez Vega, Jaime Sabines, José Gorostiza, Eliseo Diego, Salvador Villanueva, José Luis Vega, Kattia Chico.

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

HF No soy quien para decir algo debe o no debe ser o tener tal o cual cosa. Me importa más descubrir cómo son las cosas que cómo debieran ser. El deber ser me resulta estéril e improductivo. La poesía puertorriqueña tiene poca repercusión internacional, a pesar de que hay,  al menos,  dos poetas consagrados en Puerto Rico cuya poesía bien pudiera repercutir más internacionalmente: Luis Palés Matos y Julia de Burgos.  Hay otros que aún viven y escriben que también pudieran tener importancia internacional.

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

HF Existen relaciones literarias entre poetas puertorriqueños y  poetas hispanoamericanos. No tengo idea qué impide que esas relaciones se estrechen. Creo que siempre es cuestión de afinidades entre poetas y la excelencia de sus poemas. Cuando digo afinidad me refiero a asuntos de tono y forma; nunca a cuestiones ideológicas. En mi caso, esas relaciones son pocas y tienen un fuerte componente  de amistad.

POEMAS

ABRAZO PARTIDO

 

(para Carlos Varona)

 

Ya nos hemos contado muchas cosas

en todas sus variantes varias veces

y nuestras vidas ya no nos sorprenden.

Nos hemos comprobado que no somos

perfectos, ni aun extraordinarios.

Entre nosotros lo que piensen otros

es justamente eso y nada importa.

Nos hemos reducido al buen tamaño

de cómodos caber en un abrazo.

Conmovidos y alegres aceptamos

este regalo que nos dio la vida

y nos llevamos sobre el corazón

como amuleto de la buena suerte,

ineficaz, ya lo sé, contra la muerte.

 

 

OCTUBRE

 

A mi lado la silla está vacía

vacío el corazón de ausencia lleno:

su ausencia palpitante, mi veneno

veneno de mi noche y de mi día.

 

Cuánta felicidad, cuánta alegría

en la esperanza caben.  Cuán sereno

paseaba por la vida.  Cuán ajeno

este vacío entonces parecía.

 

Fiel amiga de duros entendidos,

mi soledad bromista al conocerla

todo su espacio le cedió.  Al perderla

 

los vívidos recuerdos revividos

no me dejan vivir.  Y vivo a ultranza,

sin amor, sin humor, sin esperanza.

 

 

LA INVITACIÓN

 

Hubiese ido, pero no me invitaron. 

Tampoco lo esperaba.

Es más, me hubiese sorprendido.

Acostumbrado estoy, ¿cómo se dice?

a no pertenecer a esas esferas

a no moverme en esos círculos.

Claro, que no despreciaría la invitación.

Hasta hubiese alquilado una etiqueta,

ido al barbero, brillado el carro...

No.  Es un cacharro.  Mejor llegar en taxi.

A esos lugares hay que ir bien puesto.

Tengo entendido que la invitación

incluye acompañante.

¿A quién invitaría yo a ese evento?

¿A Maritere?  No, está muy vieja,

mejor una más joven, más bonita.

¿A Luz Idalia?  No, viste muy charra,

habla demasiado, puede meter la pata.

¿A Iris?  Hace tiempo que no hablamos,

es probable que aún esté molesta.

Uy, no.  ¿A quién?  Mejor voy solo,

siempre es posible conocer a alguien.

Aunque en esos fiestones es difícil

hallar a una mujer sin un parejo.

¿Ir solo, para qué?  Nadie me conoce.

¿Ser cucaracha en baile de gallinas?

Deja eso.  No voy.  Me quedo en casa

viendo televisión.  Siempre dan algo.

 

 

PIANO, PIANO

 

(a Angel Luis Vidal)

 

Es peligroso reparar el piano 

que desde entonces no has tocado

y ha asumido en la esquina de tu sala

un gesto sobrio de ataúd

o imperfecto sarcófago.

 

El maestro afinador te mira y no sonríe

alza las cejas, y muy serio

comienza su labor: abre las tapas;

revisa y reajusta el mecanismo;

retensa cada cuerda, golpea teclas...

y tú, desde el balcón, escuchas cómo

las notas se despiertan, se visten

de sonidos redondos y vibrantes

y vuelan abrazadas en acordes.

Te alegra el pensamiento de volver

a tocar tus canciones como antes.

 

Por fin termina.  Te instruye muy solemne

que lo llames en dos o tres semanas

pues, por el abandono, le hará falta

otra pequeña afinación y algún ajuste.

Le das las gracias.  Le pagas.  Lo llevas a la puerta.

 

Te das la vuelta y el teclado expuesto

es una invitación, una aventura.

Buscas folios, partituras, te sorprende

el papel amarillo y quebradizo,

sobre todo las manchas de color igual

a las que tienes en el dorso de las manos.

Sientes polvo en la yema de los dedos.

Te sientas y comienzas. 

No fluyen las canciones.

Es de esperarse, después de tanto tiempo

tus manos y tu mente han olvidado mucho.

Te acomodas las gafas de leer.

Pasan horas.  Insistes.  Poco a poco

las teclas y los dedos se reencuentran.

Persistes. 

                               El piano te responde

la pregunta que no le has formulado.

 

 

Tarde reconoces el peligro

de reparar el piano

y la imprudencia de sentarte

a despertar viejas canciones

a revivir boleros, como si fuese ayer.

Porque llega el momento en que tus manos

recuperan destreza, y tu mente memoria,

y a mitad de canción, en una frase,

las notas de un acorde te traspasan el pecho

a mil doscientos kilómetros por hora

. . .

y te ves obligado a ponerte de pie

cerrar el piano

guardar los frágiles papeles

lavarte la cara

y encender el televisor.

 

 

TANGO

 

(a Arturo Trías)

 

1.

Querido Arturo 

estoy en Buenos Aires

en el Museo Carlos Gardel

con una pena enorme porque no estás aquí

ni en ningún sitio, que yo sepa.

Hace tiempo que no sé de ti.

No me has llamado

de ninguna forma te has comunicado

con tu amigo que te extraña.

 

Sospecho que no sabes

que la voz de Gardel fue declarada

patrimonio de la humanidad.

La voz que ya, quizá, no escuchas

y yo sigo escuchando.

La misma voz que flota en los espacios

de este museo modesto.

Sólo la voz, la voz sin cuerpo.

Sólo el sonido: timbre y matices.

La voz que descubrimos juntos

cuando éramos niños y nos creíamos hombres.

La voz que fue creciendo con nosotros

y que sonaba cada vez mejor.

La voz de la pasión y la añoranza.

 

2.

 

El tango es una entrada sin salida

una pasión que nunca se consuma

                y siempre te consume

un sentimiento trágico que ciñe el pensamiento

un caminito estrecho que el tiempo nunca borra

un poema de Vallejo

un deseo de volver al paraíso

traspasadas las puertas del infierno.

 

Querido hermano

entraste y te encerraste

y viviste tu vida como un tango

cantado por Gardel.

Quién sabe qué buscabas.

Quién sabe qué encontraste.

Sólo sé que una tarde ya no estabas,

y persisten el susto y la tristeza.

 

3.

 

Sólo decirte quiero en lo imposible,

Arturo que no estás o donde estés,

que estoy en Buenos Aires

que estuve en el Museo Carlos Gardel

que fui a La Chacarita y visité su tumba

que estoy en un café

tomándome un coñac con tu recuerdo.

 

 

POIESIS

 

Y todo lo que sabe en poco cabe.

 

Escribe el escritor y al escribir

desde la más profunda soledad

donde se empoza impuro el sedimento

del sueño y la vigilia que es su vida

a ese rincón de olvidos, a ese sótano

secreto acude, escarba, yace, busca

consigo estar callado en su desorden

entre sus trastos como un trasto más.

Entonces, quizá entonces, sólo a veces

alguna oblicua luz que no le llega

de sol ni de bombilla, le relumbra

el papel sobre el cual junta sonidos,

cadencias de palabras, que no caen

desde el distante mundo, sino desde

su propia sangre viva hasta su mano,

menguada ya la fuerza originaria

dejando trazos que parecen versos.

PARA VOLVER AL ACERVO GENERAL

El acervo general de la Banda Hispánica fue creado en enero de 2001 para atender a una necesidad de concentrar en un mismo sitio informaciones acerca de la poesía de lengua española. El acervo contiene ensayos, reseñas, declaraciones, entrevistas, datos bibliográficos y poemas, reuniendo autores de distintas generaciones y tendencias, inclusive inéditos en términos de mercado editorial impreso. Aquellos poetas que deseen participar deben remitir a la coordinación general del Proyecto Editorial Banda Hispánica sus datos biobibliográficos, selección de 10 poemas y respuesta al cuestionario abajo:

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Todo este material debe ser encaminado en un único archivo en formato word, para el siguiente email: bandahispanica@gmail.com. Agradecemos también el envío de textos críticos y libros de poesía, así como material periodístico sobre el mismo tema. El acervo general de la Banda Hispánica es una fuente de informaciones que refleja, sobre todo, la generosidad amplia de todos aquellos que de ella participan.

Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil) La Otra (México) Matérika (Costa Rica) Blanco Móvil (México) Revista TriploV de Artes, Religiões e Ciências (Portugal, Brasil)

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.