P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

PARA VOLVER AL PORTAL

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

ACERVO GERAL | COLOMBIA

Carlos Fajardo Fajardo | (1941)

Carlos Fajardo Fajardo, Navíos de Caronte, poesía

 

Rafael Díaz Borbón

 

A pesar de las penurias y de la exclusión con las cuales se manejan los asuntos de la cultura en el país, al punto que la inmensa mayoría de dichas actividades estéticas ni siquiera son registradas por los entes supuestamente encargados de ellas, hay creadores quienes, ante la marginalidad e indiferencia oficiales, continúan dando muestras valiosas de su creatividad y, aunque no lleguen a los círculos de los privilegios informativos, cuentan igualmente con cientos y hasta miles de lectores anónimos, en la academia, y como creadores viven en los inmensos márgenes, disponiendo de ese otro tipo de información que en éstos se produce.

En ese contexto, mucho más complejo aún, el poeta, Carlos Fajardo Fajardo, de la mano de la Colección Los conjurados, de Común Presencia Editores, da a conocer este nuevo libro de poemas, Navíos de Caronte (Común Presencia Editores, Bogotá, 2009), utilizando para su título la mítica figura de la literatura griega, encargada de llevar en su barca a los muertos más allá de las islas del averno.  Una metáfora para llamar la condición y situación de apremio de aquellos, quienes angustiosamente buscan una vida digna yéndose de un Continente a otro en las conocidas pateras de África, rumbo a España, siendo extensivo a muchos otros inmigrantes en distintas partes del mundo, como aquellos esperanzados en el sueño americano. Los Navíos de Caronte, a la vez, resultan en otra metáfora del viaje de los desplazados, consistente en el viajero, en la familia obligada por circunstancias irrenunciables a desplazarse de su patria a otro Continente, incluso de su tierra, a las periferias de miseria de las ciudades dejando atrás todo cuanto aman.

Dos o tres lecturas paralelas, de acuerdo a las motivaciones del lector, se pueden ir haciendo de los “Navíos, Diásporas, Puertos, Exilios”.  Desde el primer poema de Navíos, “Nos enmudece el mar / su insistente sonido…”, un ritmo, una cadencia, un movimiento en el cual se arrastra y envuelve al lector, lo va llevando; al mismo tiempo una atmósfera seductoramente extraña, ignota, por donde se va cadenciosamente de un verso a otro, de un poema a otro.  Al viajar en una u otra de esas lecturas, el lector no tiene otra opción, como los “guerreros” dispuestos a pasar las turbulentas aguas de una orilla a otra, atraídos por “el sonido de las olas / el llamado de Caronte” hacia lo tantas veces anhelado pero desconocido, incierto y/o trágico.  Logro destacable de este libro de poemas, con esa cadencia y esa atmósfera de las cuales la palabra, la imagen, se hace un instrumento, con las diferencias técnicas y sin el vasto y complejo despliegue de inmensidad interior de un Saint-John Perse, en obras como “Mares”, los Navíos de Caronte parecieran navegar en esos mares del poeta franco-antillano.

Si bien la referencia, con sus impresionantes imágenes, de quienes dejan sus países en África para arrojarse en frágiles pateras tratando de alcanzar las costas de España, pudo desatar ese viaje de imágenes poéticas, “Navíos” es también la suerte, la diáspora, el exilio de tantos pueblos en el mundo acosados por el hambre y/o la violencia, haciendo olvidar el problema de las pateras, para reflejar ese viaje de tantos latinoamericanos en busca de un mejor destino en los Estados Unidos y en Europa:  “He soportado estas calles / buscando palabras / para nombrar mi bárbara ciudad.  / Nada he encontrado. / Solo repudio en un país de plomo”.  Una vez en tierra extranjera, el desarraigo, la soledad, la incomunicación, la soledad, ese “homesick” de los ingleses no pueden sino contenerse en versos como estos:

Soy un extraño en trenes de extraños

Un pasajero sin más

Embriagado de luna.

 

No conozco estos seres que pasan como un vicio

No sé nada de sus largas jornadas

Ni de su íntimo bar.

 

Busco mi patria en las patrias de otros

Y no sé qué país

Con sus miedos me habita.

Este poema, en otra lectura, muestra la soledad y el desamparo del poeta, la separación indeseada del amor, deseando todo lo lejano y no encontrándose en los nuevos lugares transitados, a donde los deberes de la vida lo han traído pero en la extrañeza y desasosiego su voz se hace una imprecación al destino, yendo hasta las mismas raíces ancestrales:  “Mi mano busca la mano de mi madre / pero desde entonces todo ha sido ausencia / y nada puede ya traer su rostro alucinado. / Mi mano busca la palabra del hermano…”/

Hermosa y trágica experiencia poética la de este libro, habiendo abordado una problemática con todas sus turbulencias interiores, cierra con la nostalgia siempre presente del regreso, en aras de recuperar todo lo dejado, aunque esto, tantas veces, ya no sea sino un sueño: “¿Quién me llevará de nuevo a mi triste y bello país? / Está en la otra orilla. / Llamo / pero nadie responde”.

 

PARA VOLVER AL ACERVO GENERAL

El acervo general de la Banda Hispánica fue creado en enero de 2001 para atender a una necesidad de concentrar en un mismo sitio informaciones acerca de la poesía de lengua española. El acervo contiene ensayos, reseñas, declaraciones, entrevistas, datos bibliográficos y poemas, reuniendo autores de distintas generaciones y tendencias, inclusive inéditos en términos de mercado editorial impreso. Aquellos poetas que deseen participar deben remitir a la coordinación general del Proyecto Editorial Banda Hispánica sus datos biobibliográficos, selección de 10 poemas y respuesta al cuestionario abajo:

1. ¿Cuáles son tus afinidades estéticas con otros poetas hispanoamericanos?

2. ¿Cuáles son las contribuciones esenciales que existen en la poesía que se hace en tu país que deberían tener repercusión o reconocimiento internacional?

3. ¿Qué impide una existencia de relaciones más estrechas entre los diversos países que conforman Hispanoamérica?

Todo este material debe ser encaminado en un único archivo en formato word, para el siguiente email: bandahispanica@gmail.com. Agradecemos también el envío de textos críticos y libros de poesía, así como material periodístico sobre el mismo tema. El acervo general de la Banda Hispánica es una fuente de informaciones que refleja, sobre todo, la generosidad amplia de todos aquellos que de ella participan.

Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil) La Otra (México) Matérika (Costa Rica) Blanco Móvil (México) Revista TriploV de Artes, Religiões e Ciências (Portugal, Brasil)

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.