P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

AGULHA HISPÂNICA | REVISTA DE CULTURA | 05

Ramón Oviedo

Ramón Oviedo: un icono del arte caribeño | Miguel Ángel Muñoz | Entrevista

Santo Domingo. República Dominicana. Como a todos los grandes artistas, a Ramón Oviedo (Barahona, República Dominicana, 1924), no parece desanimarle alcanzar tan alta edad, a sus 84 años, no sólo sigue activo, sino dotado de una asombrosa fuerza creadora, y una libertad de darse por completo a la pintura, con la sabiduría acumulada por décadas de ejercicio, cuyo denuedo no es sino fruto de un amor apasionado por el arte.

Dotado de una exquisita sensibilidad, que se alumbra en la contemplación del paisaje, cada pequeña sensación de Oviedo, ya sea transformada en pintura o en poema, ha abierto un surco de luz donde resplandecen las vibraciones cromáticas más sutiles diluyéndose en atmósferas, que filtran el fugaz brillo hiriente hasta amasar su sustancia, hasta darle cuerpo como claridad coagulada, impregnante, muy sensual.

Esta pasión renovada de Oviedo es, sin embargo, muy antigua. Lo es desde el punto de vista de su propia trayectoria, porque anda enredado en una misma querencia que ya apuntó hace medio siglo, pero también desde el punto de vista del universo formal que explora, que se hunde en la noche del espacio y del tiempo. Definir a Oviedo como un artista normativo, figurativo o abstracto ha sido, ya desde hace mucho, una simplificación, pero hacerlo, a la vista de lo que viene haciendo durante los últimos veinte años, es sencillamente inútil, porque su obra se ha decantado de raíz y resplandece en su arrogante singularidad.

En cierta manera, la obra última que va de 1994 a 2004 – que exhibió en el Museo de Arte Moderno de República Dominicana, 2001; en Museo de los Grimaldi en Cagnes Sur Mer, Francia, 2001, y en el Centro Cultural de España, 2004, en República Dominicana –, y los dibujos y óleos recientes, que descubrí en su estudio de Santo Domingo, reiteran sus motivos, el encuadre compositivo y el elegante grafismo con que Oviedo, apunta, de forma sucinta, las ligeras insinuaciones figurativas que arman el conjunto de su campo visual. Sobrevive también, cómo no, el soberbio colorista de siempre, aunque reafirmando su progresivo atrevimiento, que, desde hace algunos años, le ha hecho ampliar su gama caribeña de sienas, verdes, negros a tonalidades insólitas, de verdes, naranjas, amarillos, cuya acidez no ha trabajado, sin embargo, ese toque de cálida sensualidad que siempre transmite su pintura.

Como, contra lo que se suele decir al respecto, la obra última es la que mejor explica la primera, la actual de Oviedo nos adentra en el misterio por él siempre buscado: el de emplazarse en el centro formador de la forma, el de la energía y su vasta sedimentación espacial. Oviedo no dibuja o representa la trama ordenada de la realidad, cual si fuera efectivamente un abstracto idealista, sino que ausculta el proceso de la materialización de la energía y nos revela su musicalidad. Una musicalidad, por cierto, que no es necesariamente armónica y afirmativa, sino también desconstructora y anonadante. De hecho, en la obra de los años noventa, Oviedo se nos demostrado perturbador e inquietante.

Ramón Oviedo

De esta manera, en una primera visión de conjunto, uno cree encontrarse ante un paisaje familiar que se ensancha sin producir sobresaltos; pero, paulatinamente, se avistan las sutiles costuras con que Oviedo teje lo que ha mirado con mayor hondura, porque ya no se conforma con captar la atmósfera, sino que quiere recoger hasta el temblor del aire, los susurros de la naturaleza, los espasmos luminosos, los escalofríos de la tierra y el mar al ser aventados por temporales, la crepitación de la lluvia, la ruidosa calma de la insolación… ¿ Qué espíritu anima a Oviedo y qué sentido guía a estas fuerzas convocadas por él? Desde luego, un espíritu antiguo, pero con flechas de trayectorias constantemente alteradas, como un gótico atacado de un dinamismo moderno, no anticlásico, sino, posclásico, ese que atrae y succiona la luz en agujeros negros. Fue de esta manera, pienso, cuando se me ocurrió que algunos de sus cuadros tienen algo del Matta más poético, del Tamayo más colorista, del Antoni Tàpies, Manolo Millares, Alberto Burri, Josep Guinovart y Ràfols-Casamada, más matérico, del Esteban Vicente y Philip Guston más abstracto. Creo que, en ellos Oviedo ha encontrado mucha luz y mucha poesía para esclarecer su espacio pictórico.

Creo que se comprenderá mi impertinente atrevimiento analógico, si se entiende a la exploración onírica sobre la que giran algunos de sus cuadros Guardían de la selva, 1998; Viaje por Europa, 2000; Habitantes del silencio I y II, 2000; Reacción bestial, 2001 o En la trayectoria del tiempo, 2003, todas ellas montadas a partir de las tramas pre o inconscientes, las estructuras cósmicas. Fuere cual fuere el admirable potencial sincrético “renovado” Oviedo, tocado por el aura conjuntiva de lo simbólico y por el aura disruptiva de la poesía, hay en él otro desafío palpitante: la atomización cromática de la atmósfera. Quiero decir que, junto a los colores planos saturados, que en su obra han tenido y tienen el rotundo perfil satinado de las formas compactas, definidas objetivas, con blancos, negros, sienas, marrones, rojos, aparecen ahora fondos cromáticos evanescentes, de resplandores rosáceos cerúleos, esmeraldas, grises azulencos, cuyas sutiles gradaciones son como un tejido de miríadas de luz; un celaje translúcido del relumbre de un invisible brocado, los centelleantes visajes de un mapa cósmico.

En realidad, toda la obra de Oviedo gira sobre el cosmos, lo cósmico. Su trama tiene algo como de Los himnos a la noche, del romántico y cabalístico Novalis, pero los versos – los ritmos – de Oviedo, romántico y moderno, no son nada apaciguadores. Algunos de sus cuadros recientes, fechados en 2008, que a mi modo de ver, están entre los mejores que ha hecho jamás, resultan muy desasosegantes, con esa aerodinámica agudeza que transforma la aceleración en un filo cortante. ¿Qué le pasa entonces a este último Ramón Oviedo? Ya lo he dicho y lo repito: esta poseído por la fuerza de la pintura. Sus óleos parecen una mezcla magistral de figuración y abstracción; sus guaches poseen la fosforescencia y táctil turgencia de lo pictórico. En todo caso, casi todo lo que hace es inquietante, peligroso, abismal. Pero, ¿quién ha dicho que la belleza no sea terrible? ¿Quién que la luz no aporte lo oscuro? Ahí están las luces de fulgor de Ramón Oviedo como el último heraldo del Caribe.

MAM En su obra es muy importante la técnica y el uso de diversos materiales, ¿cómo ha variado su concepto en estas cinco décadas de trabajo?

RO La técnica es fundamental, pero más importante que la técnica en sí o cualquiera de los elementos e incluso de los materiales, es entender la pintura. Después de haber pasado el proceso de aprenderla, viene el proceso de entenderla. Creo que primero hay que comprender la técnica, la pintura y la estética para poder desarrollar un diálogo constante con todos estos elementos, que en conjunto tienen algo en común: el arte. Y de todo esto hablo tu trabajo pictórico con el tiempo.

MAM Dentro de las múltiples posibilidades que da la pintura, ¿qué técnica considera clave en su obra?

RO Desde hace muchos años he trabajado con el acrílico, que es un proceso pictórico que me gusta para pintar y dibujar. Es un material donde encuentro muchas posibilidades, y creo que, en mis trabajo tonos distintos de color, sobre todo al momento de aplicarlo en el lienzo. Creo que lo importante es buscar siempre un buen cuadro, no importa que materiales utilices. Por ello mismo creo que el artista, por principio, tiene que estar siempre en contra de la estética simple. Los artistas pasan cíclicamente por periodos de crisis en los que tienen la necesidad de destruirse a sí mismos. Este proceso reviste una gran importancia, ya que, si sale bien esa lucha, nos levantamos de las propias cenizas, como si hubiéramos nacido de nuevo

MAM ¿Cree que ese proceso transforma el uso de la pintura y el mundo intelectual que la rodea?

RO Sí, es verdad. El artista lucha siempre contra el arte comercial, el arte oficial. En el siglo XX eso se puso de manifiesto; por ejemplo, entre los dadaístas de un modo muy programático. Recuerda la famosa frase de Joan Miró: “Hay que asesinar a la pintura”. Esa necesidad de destrucción es, en resumidas cuentas, el gran motor que lo pone todo en movimiento t lo transforma. Quizás por ello he pensado siempre que uno como artista tiene que evolucionar; tal una gran exposición representa la culminación de una época plástica, y no sólo eso, sino también de parte de mi vida creativa. Una de mis últimas grandes exposiciones fueron, las que presente en el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo, y la otra, en el Centro Cultural España en 1994.

Ramón OviedoMAM ¿De qué forma han cambiado sus conceptos estéticos para pintar y para entender la pintura?

RO En el fondo no han cambiado mucho, pero sí creo que han madurado mis ideas, o lo que trato de decir con la pintura. Siento que mi discurso se ha abierto en otros terrenos del arte, quizás porque he trabajado mucho mis conceptos. De esta manera comprendo cada día la pintura de todos los tiempos, aunque en momentos al verla tanto te hace comprenderla menos, porque se presenta como algo nuevo. No olvides, que mi país vivió una dictadura – la de Trujillo – y teníamos los artistas de aquella época, pocas posibilidades para ver la pintura no sólo de América Latina, sino también de Europa. Hoy se vive otro momento, pero por ello no dejo de aprender diario.

MAM En estos tiempos de vanguardias artísticas, ¿cree que la abstracción o la pintura abstracta sigue vigente después del figurativismo de los ochenta y los medios visuales contemporáneos?

RO Claro, pienso que la pintura nunca deja de ser pintura, no importa si es figurativa o abstracta. El lenguaje tampoco tiene mucho sentido; siento que siempre se usan las mismas herramientas. Por eso la pintura es un lenguaje común. Y, además, como tú has dicho, Miguel Ángel, la pintura es un lenguaje universal; es decir, el lenguaje es la pintura, pero hay que saber darle un sentido único e inédito para transcienda.

 

CRONOLOGÍA RAMÓN OVIEDO

1924

Nace en Barahona, República Dominicana el dia 7 de febrero.

1965

Se une al movimiento constitucionalista que reclama el retorno de la democracia a su país enfrentando a los invasores extranjeros.

1965

Gana el primer premio del concurso de pintura que se realiza en medio de la revolución con su obra titulada “24 de abril”. Esta obra es considerada por muchos como la obra maestra de la pintura dominicana.

1969

Gana el Primer Premio de Pintura del Concurso E. León Jiménes, CxA. con la obra titulada “Espantajo”.

1970

Repite el primer premio del Concurso E. León Jiménes, CxA. con su obra titulada “Levantate Lazaro”.

1974

Gana el Primer Gran Premio de Honor de la Bienal de Santo Domingo con su obra titulada “Uno que va, uno que viene”.

1977

Realiza una gran retrospectiva en la Galería de Arte Moderno de su país. Expone 256 obras entre las cuales había pinturas y dibujos.

La Galería de Arte Contemporáneo Latinoamericano de Washington D.C., U.S.A. adquiere uno de sus cuadros atravez del señor José Gómez Sicre.

1978

Participa como invitado especial al Homenaje que se le celebra a Joan Miro con motivo de cumplir sus 85 años, Palma de Mallorca, España.

El Almanaque Mundial lo coloca como él más cimero de los pintores Dominicanos.

1980

Participa en la Segunda Bienal Iberoamericana de Arte invitado por el Instituto Domecq.

1982

Inaugura su mural titulado “Mamamerica” en la sede principal de la Organización de Estados Americanos (OEA), Washington D.C..

1983

Invitado al Concurso del Ayuntamiento de Madrid, España con motivo de los preparativos para la celebración del quinto centenario del descubrimiento de América.

Ramón Oviedo1984

Exhibe en el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá la serie de obras titulada “La Risa Enigmática del Taíno”.

Inaugura un gran mural en la sede principal del Banco Central de la República Dominicana.

1985

Como trabajo de tesis se publica la monografía “Oviedo, la Transparencia de la Imagen”, escrito por Hamlet Rubio.

1986

Inaugura un mural en el Museo de Historia Natural de su país.

1988

Gran retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de la República Dominicana, donde exhibe mas de seiscientos cuadros, ocupando todos los pisos del museo.

Se publica la obra “Oviedo, Trascendencia Visual de una Historia”, escrito por el reconocido escritor y critico de arte dominicano Efraím Castillo.

La Galería de Arte Moderno con el auspicio de la empresa E. León Jiménes, C X A, presenta el documental titulado El Camino Pictórico de Ramón Oviedo.

1992

Inaugura su mural titulado “Cultura Petrificada” en la sede principal de la UNESCO en París, Francia.

1995

Se publica el libro “Oviedo, Vida, Obra y Proyección Internacional”, escrito por Cándido Geron.

1996

A partir de enero del 1996 Ramón Oviedo es representado de manera exclusiva por Antonio Ocaña ( www.ocana.com ) quien en los próximos años se ocupara del manejo de su obra e imagen y de realizar publicaciones, videos, pagina de internet etc., así como organizar exhibiciones nacionales e internacionales, gestionar reconocimientos y todo lo concerniente con la obra del artista.

Finaliza su mural titulado “Raíces“ en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

1997

Condecorado por el Gobierno Dominicano con la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella.

Correspondiendo a una invitación que le hiciera el pintor Ecuatoriano Oswaldo Guayasamín expone en la Fundación Guayasamín de Quito, Ecuador la colección titulada “Persistencia Evolutiva de la Forma en la Materia”. Esta exposición reúne sus pinturas desde 1994. Ver video de la presentación realizada por Oswaldo Guayasamín pinchando aqui. También puede ver imágenes del acto pinchando aqui y del catalogo.

Esta exhibición, luego de presentada en Ecuador es presentada en la galería Díaz Mancini de Caracas, Venezuela.

El Centro de Danza Contemporánea de Santo Domingo, estrena su pieza de danza-teatro titulada “Dialogo Desconocido” en homenaje al proceso creativo del Maestro Oviedo

El Congreso de la República Dominicana lo nombra como el “Maestro Ilustre de la Pintura Dominicana”. Este titulo es único.

1998

Inaugura su mural titulado “Turbulencia Milenaria” en las oficinas de las Aduanas Dominicanas en la ciudad de Haina.

Se estrena el vídeo realizado por Efraím Castillo y Antonio Ocaña titulado: “Oviedo, Una Estética Sin Fronteras”.

La exhibición “Persistencia Evolutiva de la Forma en la Materia” se presenta en la galería Virginia Miller Galleries de Coral Gables, Florida, USA.

Se incorpora al Internet la pagina oficial del Maestro en la dirección

http://www.ramonoviedo.com

1999

La Galería degli Uffizi, Florencia, Italia, acoge en su colección “Gallería del Ritratti d´Artista”, un autorretrato del Maestro Ramón Oviedo.

La cuarta monografía sobre Ramón Oviedo titulada: “Ramón Oviedo, Un pintor ante la historia“ escrita por Marianne de Tolentino, Presidenta de la Asociación de Críticos de Arte de la República Dominicana se publica en Junio.

2000

Presenta su ultima producción “Huellas del Futuro” en la galería Artspace/Virginia Miller Galleries de Coral Gables, Florida en Febrero, Marzo y Abril.

Una muestra de sus ultimas producciones inaugura el nuevo local de la Embajada de Francia en la Republica Dominicana durante el mes de abril. La curaduría y museografía estuvo a cargo de Cecira Armitano. Ver catalogo.

Participa en la exposición “Espaces des Ameriques”, junto a Lam, Matta, Seguí, Cardenas etc., que viene desde Paris donde se presento en la Maison de Amerique Latine y que sera presentada luego en Haití, Perú y otros países latinoamericanos.

Presenta en el Museo de Arte Moderno de su país (Nov. 2000-Febrero 2001) una exposición individual titulada “Fabula Mutante” la cual comprende obras de los últimos tres anos. La Comisario de la exposición lo fue Cecira Armitano. Vercatalogo.

2001

Presenta en el Castillo Museo de los Grimaldi en Cagnes sur Mer, Francia “Obras Recientes” con obras de l994-2000. Esta exposición fue dentro del marco de la Expo-fleur y fue curada por Cecira Armitano.

Inaugura un mural de tres metros de alto por veinte de largo en el Salón Presidencial de la Secretaria de Estado de las Fuerzas Armadas de la Republica Dominicana.

Inaugura su mural titulado “Bolivar es America” en la sede de la Embajada de Venezuela en la Republica Dominicana.

2002

Recibe la condecoración del Ministerio de Cultura y de Comunicación del Gobierno Frances como “Caballero de la Orden de Artes y Letras” (“Chevalier de L'ordre des Arts et des Lettres”. )

Es homenajeado en la ciudad de San Cristóbal, Republica Dominicana, por la Asociación de Pintores de San Cristóbal donde mas de 20 pintores de esa ciudad pintaron el rostro del Maestro Oviedo. Las autoridades civiles estuvieron presente.

Ramón Oviedo2003

Expone en La Galería de Santo Domingo, Rep. Dominicana una serie de obras inéditas en pequeño formato. Vercatalogo.

El diccionario Pequeño Larousse incluye en su edición del 2004 al Maestro Ramón Oviedo e incluye la imagen de su obra “Persistencia de la Forma en la Materia” para ilustrar su comentario.

Inaugura en las oficinas de la Fundación Global para la Democracia y el Desarrollo su pintura mural titulada “Súmmum” la cual fue realizada con la técnica de acrílica sobre lienzo y cuyas dimensiones son de 130 pulgadas de alto por 300 pulgadas de ancho.

2004

El Centro Cultural de España en la República Dominicana realiza una exposición retrospectiva titulada “Oviedo, Ultima Década 1994-2003”. Se publica junto a esta exposición un importante libro catalogo sobre la obra de Oviedo escrito por Cecira Armitano y Javier Aiguabella, director del Centro Cultural de España. Ver catalogo.

Presenta en la galería de arte contemporáneo dominicana Lyle O. Reitzel “Pinturas Recientes” con obras del 2004 sobre lino. La temática de esta exposición es el maltrato de los obreros de la caña.

Presenta en la galería de arte contemporáneo dominicana ElEspacio “Obras recientes sobre papel” con obras del 2004.

La galería de arte contemporáneo dominicana Arawak presenta una exposición de jóvenes pintores en homenaje a Ramón Oviedo.

La Embajada de Francia presenta una exposición del Maestro Dominicano titulada “Autorretratos”. Esta exposición es de autorretratos de los últimos 30 años. Ver catalogo.

Se devela en la Plaza de España de Santo Domingo la escultura “Absolut Oviedo” dentro del programa de arte publico “Absolut Generaciones”

2005

Se devela el mural “Justicia” que esta en la Sala Augusta del nuevo edificio de la Suprema Corte de Justicia en Santo Domingo. Este mural mide 110 pulgadas de alto por 347.5 de ancho.

2006

El 6 de Septiembre la Secretaria de Estado de Cultura de la Republica Dominicana inaugura la Sala Ramón Oviedo, espacio destinado a la exhibición de obras de arte.

2007

Se devela su mural titulado “El nacimiento de la Constitución” en el Congreso Nacional de la Republica Dominicana. Las dimensiones de esta obra son de 195 x 116 pulgadas.

2009

Antonio Ocaña y Mildred Canahuate presentan en la Galería de Arte Arawak de Santo Domingo una exhibición en homenaje al 85 aniversario del nacimiento de Ramón Oviedo y titulan la misma “Oviedo, universo mágico”. Para esta importante exhibición se escogen obras creadas entre 1994 y 2004, de la colección Ocaña.

La Bienal Nacional se dedica al Maestro Ramón Oviedo donde se presentan dos exhibiciones curadas por los críticos de arte Carlos Acero y Sara Herman. Una sala del Museo de Arte Moderno se dedica a obras de la década 1994-2004, considerada la de mayor importancia del Maestro, y se presenta una retrospectiva en el Palacio de Bellas Artes.

La Galería de Arte Arawak presenta “Divertimento sobre la danza” una colección en pasteles y acrílica de bailarinas de ballet realizadas en este año.

La Galería District presenta una exhibición de pinturas recientes titulada “Brisa”.

2010

El Museo Bellapart presenta “Claves: La obra pictorica de Ramon Oviedo en la Coleccion Bellapart”.

La Cámara de Diputados de la Republica Dominicana condecoro al Maestro Oviedo con la Medalla al Mérito para las Artes y las Letras

Miguel Angel Muñoz (México, 1972). Poeta, historiador y crítico de arte. Es autor de los libros de ensayo: La imaginación del instante: signos de José Luis Cuevas (2001), Materia y pintura: aproximaciones a la obra de Albert Ràfols-Casamada (2002), y Travesías (2004). Es director de la revista literaria Tinta Seca. David Pou firma la foto del artista. La dirección de Agulha Hispânica agradece a Manuel Mora Serrano, Omar Oviedo y Antonio Ocaña. Contacto: miguelamunozpalos@prodigy.net.mx. Página ilustrada con obras del artista Ramón Oviedo (República Dominicana).

PORTADA DE LA PRESENTE EDICIÓN

El Proyecto Editorial Banda Hispánica crea su propia revista para atender la necesidad de circulación periódica de ideas, reflexiones, propuestas, acompañamiento crítico de aspectos relevantes en lo que se refiere al tema de la cultura en América Hispánica. Agulha Hispânica tratará de temas generales ligados al arte y a la cultura, constituyendo un forum amplio de discusión de asuntos diversos, estableciendo puntos de contacto entre los países hispano-americanos que  posibiliten una mayor articulación entre sus referentes. Revista de circulación bimestral, invitará en cada edición un artista plástico para ilustrar integralmente sus páginas. Las materias a ser publicadas dependerán con exclusividad de la invitación de la coordinación general. Comentarios de lectores y  colaboradores deben ser encaminados a bandahispanica@gmail.com.
Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

 

ACERVO GERAL DA BANDA HISPÂNICA

 

COLEÇÃO DE AREIA - LIVROS DA BANDA HISPÂNICA

 

AGULHA HISPÂNICA - REVISTA DE CULTURA

 

MEMÓRIA RADIANTE - DOSSIÊS & DOCUMENTÁRIOS

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil)

 

La Otra (México)

 

Matérika (Costa Rica)

 

Blanco Móvil (México)

 

Revista TriploV de Artes, Religiões e Ciências (Portugal, Brasil)

 

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.