P R O J E T O   E D I T O R I A L   B A N D A   H I S P Â N I C A

 

 

J O R N A L   D E   P O E S I A   |   F O R T A L E Z A l C E A R Á l B R A S I L
COORDENAÇÃO EDITORIAL   |   FLORIANO MARTINS
2001 - 2010
 

 

 

AGULHA HISPÂNICA | REVISTA DE CULTURA | 02

Guillermo Ceniceros

La fuerza del asombro en Guillermo Ceniceros | José Ángel Leyva | Ensayo

Tuve el privilegio de escribir el texto introductorio del libro de Guillermo Ceniceros, no obstante, a la luz que ofrece el trabajo editorial y la obra como conjunto, he deseado agregar algunos comentarios y amplificar detalles acerca del trabajo del artista nacido en las montañas de Durango, acunado y educado en Monterrey e impulsado en esta gran plataforma cosmopolita que es la Ciudad de México. Hablamos de un pintor que en sí mismo ha roto las limitaciones de los localismos y de las temporalidades, se trata a la vez de un artista que entró desde hace mucho tiempo a la visión de sí mismo como género y como entidad irrepetible.

 Guillermo CenicerosAl reiniciar este acercamiento a la plástica de Ceniceros fui asaltado de inmediato por el deseo de irrumpir en los ámbitos reflexivos del autor. He observado cómo va dejando cabos sueltos, botellas en un mar de inquietudes, apuntes, señales, hitos, confesiones en bitácoras deshojadas, voces propias y ajenas, pero muy íntimas, en entrevistas y conversaciones casuales. Lo primero que uno halla en tales signos es la búsqueda, el asombro ante lo nuevo y lo viejo, la emoción de un experimentado viajero ante la aventura por lugares ignotos o por sitios conocidos que habrá de redescubrir o reconocer, o tal vez la frescura del científico que vuelve sobre sus pasos para analizar el método y el pensamiento, la imaginación que ilumina sus hallazgos, o la dirección experimental que sigue. Un laboratorio de formas, como él mismo tituló una de sus más grandes exposiciones, en donde el misterio campea en cada una de sus fórmulas y lo inesperado es el producto esperado. A veces brotan del espíritu alquimista, en otras ocasiones de la precisión laica del investigador y en algunos momentos de la efervescencia posmoderna que se proyecta en realidades virtuales y en performances monumentales.

En el vasto terreno en que se asienta el libro de Guillermo Ceniceros, alcanzamos a disfrutar una panorámica de su versatilidad técnica, constructiva, imaginativa, creadora. Vemos pasar imágenes representativas de su actividad en los muros, la tela, el papel, los tórculos, el metal, la madera. Presenciamos la relación del artista con la materia y la herramienta; visualizamos diálogos y luchas simultáneas por dominar la sustancia y moldearla a los deseos, a las formas que se demandan o se intuyen, se olfatean, se perciben entre las sombras y las luces del ejercicio plástico: allí donde reside el accidente provocado, fundado, conversado; donde asoma el asombro.

Guillermo CenicerosBúsqueda y experimentación son piedras angulares en el quehacer estético de Ceniceros, son principios rectores del talento y la habilidad con que elabora su discurso, a la vez que fuerzas generadoras y regeneradoras que lo empujan a abrir puertas y más puertas. El gran descubrimiento es el arte, la inconformidad de la forma, la insaciable búsqueda y la mirada siempre igual y siempre distinta del mismo fenómeno: la vida. De allí nace la presencia casi irrenunciable de la figura en su obra, de la concepción que la anima. Lo humano se revela en lo geométrico, en la textura, en el dibujo, en la mancha, en el diseño, en el silencio, en el plano decorativo o en la más profunda de las abstracciones. Aun en esos cuadros en donde somete a la vista a una pesada rigidez y a un mutismo desértico, a la soledad más pétrea, hay con mucha frecuencia el movimiento interno de la claridad y la insinuación de figuras femeninas.

Pero en su lenguaje plástico, la levedad es una cualidad dominante. Los personajes, en su mayoría femeninos, son portadores del gesto fundamental de la extrañeza, de la instrospección, de la seducción como dominio del mundo simbólico contra el poder del universo real. La figura femenina, los valores escondidos o velados de la mujer, adquieren a través de la gravedad pictórica un carácter onírico, se presentan en fondos, más que atmósferas, que desnudan el asombro de quien emerge de su propio sueño. El gesto se mueve en la ambigüedad de lo que viene o de lo que va. El movimiento es una preocupación o una tendencia innata en Ceniceros, porque sus figuras o sus atmósferas poseen de manera natural una dinámica que evidencia una actitud o una virtualidad circulante, flotante, levitante o en perpetua vibración, incluyendo a las imágenes rocosas. La seducción, tal como la concibe Jean Baudrillard, aparece en el universo estético de Ceniceros con el carácter de la apariencia, del artificio, de un lirismo insinuante que se desprende en una figura solitaria o en conjuntos móviles y combinatorios que invocan la imaginación y el juego. Lo femenino es luz.

Guillermo Ceniceros

En su andamiaje discursivo el dibujo es esencia y cualidad que florece, que se deslinda o se entraña en el color. La línea es sortilegio en la manos de Ceniceros. Pero muy poco nivel alcanzaría el dibujo como virtud si no entrara en el conocimiento y en las exigencias de la geometría. No es difícil entonces advertir en sus series “Juegos gráficos”, “Latidos concéntricos”, “Espejos sonoros”, “Espejos comunicantes”, y en general en su obra mural, la vocación y el gusto por el equilibrio, por la profundidad de los planos, los efectos tridimensionales, los reflejos, las simetrías, las correspondencias, los efectos visuales, en suma: las proyecciones de lo humano en el orden cósmico o en la armonía del ser. Esa misma definición focalizada por Miguel Angel, Durero, Leonardo Da Vinci, Echer, Picasso, Siqueiros. La técnica y la sensibilidad, el arte y la ciencia, el pensamiento y los sentidos, la destreza y la disciplina, se conjugan en los espacios y en el tiempo del artista, en su búsqueda perpetua de la estética de los sueños, de la comunicación.

Guillermo Ceniceros

Lo monumental requiere, además de la audacia y la imaginación, de apoyos y cálculos firmes para sostenerse, para no extraviarse en la fantasía de Babel o para perder el sentido de su relación con las cosas y el entorno. El muralismo de Guillermo Ceniceros se construye con partes de grandes dimensiones, como un discurso elocuente que se distancia de la hipérbole pedagógica o doctrinaria, y se aproxima a las recapitulaciones de la civilización, a las huellas del homo sapiens, al vestigio rupestre de la sublimación, a la flor y el canto de los códices mesoamericanos y al surtidor intelectual de la historia personal y colectiva, a un presente en expansión sobre el planeta y el mañana. La muralidad de Ceniceros son crónicas sobre los muros, pasos del tiempo y la esperanza, reflexiones de un transeúnte en la historia o simplemente el encuentro con el gozo estético.

José Ángel Leyva (México, 1958). Poeta, narrador, editor, promotor cultural, periodista. Ha dirigido diversas e importantes publicaciones, entre las cuales destacan las revistas de poesía Alforja y La Otra.  Actualmente es coordinador de Publicaciones de la Universidad Intercontinental. En 1999 y 2008 recibió el premio Nacional de Periodismo, otorgado por el Club de Periodistas de México. Libros suyos han sido traducidos íntegros al francés, inglés, portugués e italiano. Contacto: josanley@gmail.com. Página ilustrada com obras del artista Guillermo Ceniceros (México).

PORTADA DE LA PRESENTE EDICIÓN

El Proyecto Editorial Banda Hispánica crea su propia revista para atender la necesidad de circulación periódica de ideas, reflexiones, propuestas, acompañamiento crítico de aspectos relevantes en lo que se refiere al tema de la cultura en América Hispánica. Agulha Hispânica tratará de temas generales ligados al arte y a la cultura, constituyendo un forum amplio de discusión de asuntos diversos, estableciendo puntos de contacto entre los países hispano-americanos que  posibiliten una mayor articulación entre sus referentes. Revista de circulación bimestral, invitará en cada edición un artista plástico para ilustrar integralmente sus páginas. Las materias a ser publicadas dependerán con exclusividad de la invitación de la coordinación general. Comentarios de lectores y  colaboradores deben ser encaminados a bandahispanica@gmail.com.
Acompañamiento general de traducción y revisión a cargo de Gladys Mendía y Floriano Martins.

 

ACERVO GERAL DA BANDA HISPÂNICA

 

COLEÇÃO DE AREIA - LIVROS DA BANDA HISPÂNICA

 

AGULHA HISPÂNICA - REVISTA DE CULTURA

 

MEMÓRIA RADIANTE - DOSSIÊS & DOCUMENTÁRIOS

Abraxas

Jornal de Poesia (Brasil)

 

La Otra (México)

 

Matérika (Costa Rica)

 

Blanco Móvil (México)

 

Revista TriploV de Artes, Religiões e Ciências (Portugal, Brasil)

 

 

PARA  VOLVER  AL  PORTAL

Ficha Técnica

Projeto Editorial Banda Hispânica
Janeiro de 2010 | Fortaleza, Ceará - Brasil
Coordenação geral & concepção gráfica: Floriano Martins.
Direção geral do Jornal de Poesia: Soares Feitosa.
Projetos associados: La Cabra Ediciones (México) | Ediciones Andrómeda (Costa Rica) | Revista Blanco Móvil (México) | Triplov (Portugal).
Cumplicidade expressa: Alfonso Peña, Eduardo Mosches, Gladys Mendía, José Ángel Leyva, Maria Estela Guedes, Maria Luisa Passarge, Soares Feitosa e Socorro Nunes.
Projeto original criado em janeiro de 2001.
Contato: Floriano Martins bandahispanica@gmail.com | floriano.agulha@gmail.com.
As quatro sessões que integram este Projeto Editorial - Banda Hispânica, Coleção de Areia, Agulha Hispânica e Memória Radiante - possuem regras próprias de conformidade com o que está expresso no portal de cada uma delas.
Agradecemos a todos pela presença diversa e ampla difusão.